La luz del Evangelio resplandece en la pantalla

iMisión celebra su primer congreso sobre evangelización a través de la Red

EV_0

La luz del Evangelio resplandece en la pantalla [extracto]

SOLEDAD DEL CAÑIZO. FOTOS: iMisión | Un fallo en uno de los cuatro focos que apuntan al altar de la capilla del Colegio Mayor San Pablo CEU, en Madrid, provoca que las teselas doradas, protagonistas en la obra del jesuita esloveno Rupnik, se iluminen intermitentemente sin descanso.

Este continuo destello resulta un tanto molesto a los asistentes a la Eucaristía con la que se inaugura el primer Congreso de iMisión (4-6 de abril), iniciativa que ha logrado reunir a aproximadamente 250 religiosos y laicos con el objetivo común de aprender a sacar el mayor provecho a la gran potencialidad evangelizadora de Internet.

EV_6

En la homilía, José Ignacio Munilla, obispo de San Sebastián, lanza el siguiente mensaje a los allí reunidos: “No tengáis miedo a la luz de Cristo”. Inmediatamente, el foco roto parece darse por aludido y da por finalizado el continuo parpadeo, alumbrando permanentemente las escenas diseñadas por el reconocido artista contemporáneo, que se muestran en todo su esplendor. “Las redes sociales están llenas de luz”, concluye el también presidente de la Comisión de Medios del Consejo Europeo de Conferencias Episcopales.

Menos de una hora después, reunidos en la Sala de Congresos de la Facultad de Económicas del CEU, los participantes en el iCongreso tuitean ansiosos por compartir la luz reveladora de los mensajes y enseñanzas que se van sucediendo desde la mesa de ponencias.

EV_5

“No sé vosotros, pero yo me estoy quedando sin batería apenas a las 11 de la mañana”, escribe la religiosa Xiskya Valladares, una de las principales organizadoras del evento. Poco antes de las dos de la tarde, durante la ponencia de Antonio Spadaro, el hashtag #iMisión aparece entre los Trending Topics (la lista de los temas más mencionados en Twitter) en España.

Tanto el mundo físico como el digital aplauden las palabras del director de la revista Civiltà Cattolica: “La red no es un instrumento de evangelización, sino un ambiente, un lugar donde vivir el Evangelio”, plantea el jesuita, mundialmente conocido por su entrevista al papa Francisco. Según el experto en ciberteología y activo usuario de las redes sociales, Internet ha dejado de ser una opción para convertirse en parte de nuestra vida cotidiana y, por tanto, el mundo digital no es meramente virtual, sino que forma parte de la realidad.

Los organizadores del evento e impulsores de la red iMisión comparten plenamente este punto de vista. “La vida real no es distinta a la vida digital, es la misma. Es algo muy normal. Forma parte de tu realidad y lo importante es vivir relaciones auténticas, da igual dónde”, apunta Xiskya a Vida Nueva.

iMisión nació fruto del encuentro de esta hermana de la Pureza de María, más conocida como “la monja tuitera”, y Daniel Pajuelo, sacerdote marianista que, como buen ingeniero informático, se considera “un friki” de todo lo que tenga que ver con Internet.

EV_0

“Hablamos de inquietudes que después vimos que llevaban tiempo rondando los corazones de muchos católicos presentes en la Red: conocernos más, compartir nuestros dones, trabajar más unidos, formarnos mejor, evangelizar… Entendimos que necesitábamos aunar fuerzas y formar una comunidad virtual y real para lo que después hemos llamado iEvangelizar”, contaba Xiskya a Vida Nueva hace algo más de un año (nº 2.830). A partir de la primera toma de contacto entre ambos, en junio de 2012, fueron poco a poco añadiéndose eslabones a la cadena de iMisioneros.

Una de las primeras en sumarse a la red iMisión fue Ana Medina, de la Oficina de Prensa de la Diócesis de Málaga, que forma parte del equipo coordinador y a la que tanto Xiskya como Daniel conocieron finalmente en persona en las recientes jornadas de Madrid, tras llevar trabajando con ella mano a mano desde los orígenes de iMisión.

Algo que los tres consideran el ejemplo perfecto para demostrar que es posible vivir relaciones reales y profundas a través de Internet. “Las relaciones que establecemos en la Red también van configurando nuestra fe día a día, y eso es algo muy bonito”, recalca la también religiosa salesiana del Sagrado Corazón de Jesús, encargada del departamento de prensa de este primer iCongreso.
 

Más cercanía con los jóvenes

Ana es una convencida de que “hay que estar en Internet para acercarse a los jóvenes”. Por ello, considera utilísimas las enseñanzas que ha recibido en el congreso de cara a la intensa labor pastoral que lleva a cabo con varios grupos de chicos. Esta cordobesa indica que muchos de ellos se comunican continuamente con ella a través de Whatsapp, Twitter o Facebook, considera que, muchas veces, los jóvenes expresan a través de los distintos medios de comunicación cosas que no se atreverían a decir cara a cara.

EV_3_SILUETA

En su ponencia, Gustavo Entrala, el creador de la cuenta de Twitter del Papa, con más de 12 millones de seguidores, animó a usar las redes sociales para escuchar a los que opinan de forma distinta, de forma que el mensaje no se limite a llegar únicamente a determinados círculos y hacer así posible un diálogo mucho más amplio.

Desde el principio, iMisión se centró en Twitter precisamente por considerarla la red social que más facilita ese intercambio de ideas y a través de la que es posible llegar, además de a los católicos y a los más alejados, directamente a los no creyentes. Algo que se percibió en el mismo momento de la clausura de la cita de iMisión, cuando el hashtag #iCongreso había llegado a la increíble cifra de 30 millones de menciones, una siembra a gran escala en la que lo difícil sería que ninguna de las semillas hubiera caído en tierra fértil.

Sin embargo, así como hay mucha luz en Internet, también hay muchas sombras a las que hay que saber hacer frente. Conscientes de ello, el equipo de iMisión apuesta plenamente por la formación, como reitera Daniel:

La formación es uno de nuestros pilares, pero no únicamente la técnica, sino también la teológica y espiritual

En este sentido, considera que la función de los organizadores de iMisión no es adueñarse de esa necesaria tarea formadora, sino impulsar la labor de otros iEvangelizadores. Algunos de estos se hicieron presentes en la mesa redonda en la que plataformas evagelizadoras como Aleteia, Arguments o May Feelings compartieron sus experiencia en el terreno digital.

EV_4

En este sentido, el religioso marianista, como veterano de las redes sociales, da una gran importancia a la correcta elección de las personas a las que se elige seguir. “Hoy, aquí, hay unas diez personas nuevas a las que vas a seguir en Twitter y de las que vas a aprender muchísimas cosas en los próximos meses”.

Fiel a esta vocación de ser catalizadores del encuentro, el equipo de iMisión hizo partícipes a todos los asistentes de las conclusiones que se alcanzaron el último día del congreso, con el objetivo de reforzar el deseado sentimiento de comunidad. Así, no fue nada extraño que, al preguntar al público por el hashtag con el que resumirían el congreso, #iComunión fuera el primero en salir. A este le sucederían algunos como #iHistórico, #iRevolucionario, #iPlenitud, #iFusión, #iQuieroqueserepita, #iPoniendocaras

En la Eucaristía final, el domingo, el obispo Munilla pone punto final a la intensa experiencia vivida el soleado primer fin de semana de abril. El foco roto vuelve a parpadear durante toda la ceremonia, pero a nadie parece ya importarle. Los corazones de los 250 participantes en el iCongreso están cargados al 100% y todos irradian una plenitud con la que están dispuestos hacer frente a la gran oscuridad que amenaza tanto al mundo físico como al digital.

 

“Desmontando estereotipos”

David forma parte del equipo de voluntarios que lleva más de dos meses colaborando en la organización del iCongreso. El joven mallorquín confiesa a Vida Nueva que hace no mucho tiempo mantenía una actitud crítica ante la Iglesia, a la que consideraba una especie de ente abstracto por el que no se sentía representado. Un día empezó a hablar con Xiskya por Twitter y, después de algunos mensajes privados, acabaron quedando. “Mis amigos no se podían creer que fuera a quedar con una monja”, cuenta riéndose el futuro técnico de laboratorio de Imagen. Xiskya ayudó a David a descubrir que la Iglesia está más cerca del mundo real de lo que parece y que, como él, son muchos los que a través de Internet logran transformar la falsa imagen que tienen sobre la obra de Dios en la Tierra.

En el nº 2.892 de Vida Nueva

La luz del Evangelio resplandece en la pantalla [extracto]

 

INFORMACIÓN RELACIONADA:

 

LEA TAMBIÉN:

Compartir