.


Llamamiento ecuménico de Benedicto XVI para luchar contra la desunión

El Papa pide a todos los cristianos “que estemos más unidos siempre, al servicio de una sociedad justa y fraterna”


ANTONIO PELAYO, corresponsal de Vida Nueva en ROMA | Benedicto XVI quiere que la tradicional Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos tenga, durante este Año de la fe, un eco particular en toda la Iglesia, y por ello ha intensificado sus llamamientos a todos los seguidores de Cristo para que luchen con entusiasmo y sin desfallecer contra todo lo que favorece la desunión.

El domingo 20 de enero, después del rezo del Angelus, el Santo Padre se dirigió a los miles de fieles que le escuchaban en la Plaza de San Pedro: “Una de las culpas más graves que ensucian el rostro de la Iglesia es la que afecta a su unidad visible, en concreto, las históricas divisiones que han separado a los cristianos y que todavía no han sido del todo superadas”.

A continuación, recordó que lo que años antes se llamaba el Octavario de Oraciones por la Unidad de los Cristianos se celebra entre el 18 y el 25 de enero, y evocó la vigilia que celebró el pasado 29 de diciembre con los miles de jóvenes convocados por la comunidad ecuménica de Taizé, “un momento de gracia –afirmó– en el que todos hemos experimentado la belleza de formar una sola cosa con Cristo. Animo a todos a rezar para que podamos realizar ‘Lo que el Señor exige de nosotros’ (Miq 6, 6-8), como dice este año el tema de la Semana; un tema propuesto por algunas comunidades cristianas de India que nos invitan a caminar con decisión hacia la unidad visible de todos los cristianos y a superar como hermanos en Cristo todo tipo de injusta discriminación”.

papa Benedicto XVI recibe delegación ecuménica Iglesia Luterana

Audiencia con la delegación luterana en enero de 2011

El Pontífice ya había llamado la atención sobre estos temas al recibir, el jueves 17 de enero, a la delegación ecuménica de la Iglesia Luterana de Finlandia, que, como todos los años, visita Roma con ocasión de la fiesta de San Enrique, patrón de su patria.

En su discurso a sus distinguidos huéspedes, a los que que acompañaba el cardenal Kurt Koch, presidente del Pontificio Consejo para la Promoción de la Unidad de los Cristianos, el Papa les dijo: “Para avanzar en el camino de la comunión ecuménica es necesario que estemos siempre más unidos en la oración, siempre más comprometidos en la búsqueda de la santidad y siempre más implicados en los campos de la investigación teológica y de la cooperación al servicio de una sociedad justa y fraterna”.

“Caminando juntos con humildad –añadió– por el camino de la justicia, de la misericordia, de la rectitud que el Señor nos ha indicado, los cristianos no solo permanecerán en la verdad, sino que serán faros de alegría y de esperanza para todos los que están buscando un punto de referencia segura en nuestro mundo en rápido cambio”.

En el nº 2.833 de Vida Nueva.

 

LEA TAMBIÉN:

Compartir