.


Los salesianos se reorganizan para impulsar la misión

(M. Á. Malavia) En 2014, las seis inspectorías con las que hoy cuenta en España la Congregación Salesiana pasarán a ser solamente dos. A falta de que para entonces se confirmen aspectos como sus respectivas sedes y su definitiva denominación, las nuevas demarcaciones serán la Mediterránea y la Centro-Noroeste.

La primera incluirá a 79 comunidades y a sus 556 miembros, comprendiendo los territorios de Cataluña, Baleares, Aragón, Comunidad Valenciana, Albacete, Murcia, Andalucía, Extremadura, Canarias y Andorra. La segunda comprenderá menos  comunidades (64), pero a más religiosos (686), provenientes de Galicia, Asturias, Cantabria, País Vasco, Navarra, La Rioja, Castilla y León, Castilla La Mancha y Madrid.

El anuncio fue hecho el pasado lunes 31 de enero, festividad de san Juan Bosco, fundador de la orden, por el rector mayor de los salesianos, Pascual Chávez.

Éste explicó que la unificación territorial y de gestión “permitirá optimizar, sin duda alguna, el empleo del personal salesiano y seglar y de los recursos estructurales y materiales, proyectar y tomar decisiones valientes en el campo de la misión en este momento histórico”.

En definitiva, el cambio busca “renovar nuestra Vida Consagrada y dar un nuevo impulso al carisma salesiano en España, especialmente en el área vocacional”.

En el nº 2.740 de Vida Nueva.

Compartir