.


Eusebio H. Sola, nuevo obipo de Tarazona: “La propuesta me cogió de sorpresa”

El agustino era el actual jefe de Departamento de la Congregación para la Vida Consagrada

(Vida Nueva) “Después de tantos años al servicio de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica, la propuesta me cogió de sorpresa. Ciertamente, el proceder de Dios es misterioso e inescrutable, pero al mismo tiempo providente y misericordioso”. Éstas han sido las primeras palabras del P. Eusebio Hernández Sola al conocerse su designación como nuevo obispo de Tarazona. Con él, son ya cuatro los obispos religiosos en España.

El nombramiento se conoció el pasado sábado 29 de enero. El agustino recoleto Eusebio Hernández Sola, que cubre la sede vacante dejada por Demetrio Fernández (obispo de Córdoba desde marzo de 2010), era hasta ahora jefe de Departamento de la Congregación vaticana de Institutos de Vida Consagrada y Sociedades de Vida Apostólica (CIVCSVA).

En su saludo a su nueva diócesis, el religioso confiesa: “En medio de mis dudas y perplejidades me ha confortado la seguridad de que, si el Señor nos pide un servicio, su gracia suplirá nuestras deficiencias y limitaciones”.

Nacido en Cárcar (Navarra) el 29 de julio de 1944, ingresó en el seminario menor de los agustinos recoletos en Lodosa, y luego pasó por el Colegio de Fuenterrabía (Guipúzcoa) y por los conventos navarros de Monteagudo y Marcilla, donde fue ordenado presbítero en 1968.

“Vuelvo a la tierra que me vio nacer”

Así pues, vuelve “a la tierra que me vio nacer” (“Yo nací en la ribera de Navarra, a pocos kilómetros de aquí, y mi primera consagración religiosa la hice a la sombra de la querida sierra del Moncayo, en Monteagudo”), seguro de que eso facilitará “la sintonía de nuestros corazones” y unirá “nuestros propósitos pastorales”.

A los sacerdotes les asegura que serán “el principal objetivo de mi atención e interés”. A los religiosos, “con afecto de hermano”, les alienta a “seguir a Jesús más de cerca, con alegría, en fidelidad a vuestra identidad religiosa y a vuestra misión específica dentro de la Iglesia. Será para mí una inmensa alegría acoger, favorecer y promover vuestros dones carismáticos al servicio de todo el pueblo de esta querida diócesis”.

A los laicos y jóvenes les anima porque “sobre vosotros recae la posibilidad de construir un mundo mejor”. Y junto a ancianos y enfermos, el nuevo obispo tiene palabras para “los que padecen la angustia del paro y la crisis económica”.

Experto en Derecho y en Vida Consagrada

Eusebio Hernández Sola es licenciado en Derecho Canónico por la Universidad Pontificia Comillas de Madrid (1968-1971) y en Derecho Civil y Abogacía por la Universidad Complutense de Madrid (1969-1974).

Finalizados los estudios, impartió clases de Derecho Canónico en el Teologado Agustiniano de Marcilla (Navarra), para después trasladarse a Roma, donde trabaja, desde el año 1975, en la CIVCSVA. En esta Congregación ha desempeñado los cargos de adjunto de Secretaría de 2ª clase; adjunto de Secretaría de 1º clase; ayudante de Estudios y, hasta ahora, Jefe de Departamento.

Su consagración episcopal está prevista para el 19 de marzo de 2011 a las 11:00 h.

Más información, en nº 2.740 de Vida Nueva.

INFORMACIÓN RELACIONADA:

Compartir