.


Joseph Tobin: este hombre para este puesto

El P. Tobin, nuevo secretario de la Congregación para la Vida Consagrada

(José María Arnaiz, SM) Joseph Tobin llega a la Congregación de los Religiosos y lo hace como secretario. Una de las buenas noticias que yo he recibido del mundo de la Iglesia en los últimos tiempos.

El que llega es un religioso redentorista, norteamericano, canonista, con amplia experiencia de animación de la Vida Consagrada: ha sido 12 años superior general de los redentoristas, un Instituto religioso abierto a muchos frentes y presente en muchos países y muy centrado en la delicada reflexión de los temas morales; se maneja muy bien en idiomas; un buen amigo y muy cercano a la gente; se sabe rodear de personas que terminan colaborándole con gusto.

A todo ello sumaría adjetivos como cordial, abierto, dialogante, franco, espontáneo y fraterno, receptivo, con capacidad de discernimiento. Ha sido vicepresidente de la Unión de Superiores Generales; tiene en su haber la experiencia de la delicada visita oficial y canónica de la Vida Religiosa en Irlanda. Bien podemos decir que es el hombre para este puesto y este puesto es para este hombre.

Cuando el cardenal Bertone le llamó, él estaba pintando la casa de su mamá; intentó sugerir otros nombres, pero pareciera que no convenció. El suyo es el mejor. Monseñor Gardin, su predecesor, le dará algunos consejos y no dudo que irá en esta dirección: los religiosos del mundo en este momento precisan cercanía, presencia, apoyo, motivación, visión, dirección, propuestas audaces y lúcidas. Mons. Gardin le dirá, también, y fruto de su experiencia, que no es tarea fácil la suya. Algunas dificultades puede ser que le vengan de muy cerca y del contexto del Vaticano; le deseamos buen tino. Otras le llegarán de lejos.

La Vida Consagrada es muy diversa y tiene muchos desafíos por delante y no faltan los religiosos que aciertan a hacer difícil lo que podría ser fácil. El P. Joseph Tobin es la persona que en este momento puede acompañar y animar como necesitan las religiosas y los religiosos. Que él no dude que este deseo lo hacemos oración.

En el nº 2.719 de Vida Nueva.

————

INFORMACIÓN RELACIONADA

Compartir