servicio jesuita al refugiado

El Servicio Jesuita al Refugiado atendió a 640.000 personas en 2017

  • La organización jesuita reivindica que “la vida no puede convertirse en una espera indefinida”
  • La mitad de los desplazados el pasado año fueron niños