Evangelio del día

Jesús, un hombre que invitaba a sus amigos a ponerse públicamente de su parte

San Cornelio



Evangelio: Lucas 12,8-12

En aquel tiempo dijo Jesús a sus discípulos: «Si uno se pone de mi parte ante los hombres, también el Hijo del hombre se pondrá de su parte ante los ángeles de Dios. Y si uno me niega ante los hombres, le negarán a él ante los ángeles de Dios. Al que hable contra el Hijo del hombre se le podrá perdonar, pero al que blasfeme contra el Espíritu Santo no se le perdonará. Cuando os conduzcan a la sinagoga, ante los magistrados y las autoridades, no os preocupéis de lo que vais a decir o de cómo os vais a defender. Porque el Espíritu Santo os enseñará en aquel momento lo que tenéis que decir».

Comentario

Aunque la opción por el seguimiento de Jesús pertenece al ámbito de lo privado, siempre tiene una repercusión social. Por eso Jesús pide a sus seguidores que no se avergüencen ni se escondan, sino que tomen partido públicamente por él, reconociéndole no solo como un hombre extraordinario, sino como Hijo de Dios y ungido por el espíritu. A los que den testimonio de Jesús les promete aplicarle la ley del talión cuando llegue la hora de la verdad.