Al ritmo de los acontecimientos

Antonio Gómez Cantero, obispo de Teruel
Obispo de Teruel y Albarracín
Antonio Gómez Cantero

Lágrimas negras

Como cada día me dispongo a ver las noticias de las tres, enciendo el televisor y en una de las cadenas aparece un actor español, como fuera de sí, repitiendo insistentemente una retahíla de blasfemias, como derecho a su libertad de expresión. Paso de canal y me lo encuentro en otro noticiario. Una abogada de

Compartir

Alcanzar el amor

Esa cruz en lo alto del risco, al borde del precipicio de piedra roja, me tiene fascinado, y me impide pensar, simplemente observo en silencio. Me quedo mirando ensimismado y me corre por la cabeza como un latigazo el pensamiento del hermano Rafael, el santo oblato trapense: “Solo Dios”. Cada vez que hago ejercicios espirituales,

Compartir

Nidos para la vida

Cuando las hermanas me hablaron de su proyecto, se me llenaron los ojos de ilusión y el corazón de esperanza. Ellas veían la mano de Dios en todo ello y yo también. Nuestra conversación estaba llena vida, de proyectos de futuro. Y ellas podían seguir viviendo su carisma. La casa es hermosa. Un magnífico edificio

Compartir

Vacíos para la cordura

Es impactante llegar a muchas de nuestras iglesias y verlas vacías de obras de arte. Templos que antaño poseyeron maravillas góticas, renacentistas y barrocas, muestran sus paredes desoladamente vacías, o quizás con pequeños retablos de los años 50 del siglo pasado. Algunas parroquias conservan aún fotos en blanco y negro de la riqueza artística que

Compartir

Como una herida que sana

Ayer fui a visitar a las Madres Clarisas, la verdad que siento cierto dolor por su partida después de unos seis siglos entre nosotros, pero comprendo que las cinco hermanas enfermas y ancianas necesiten mayor calidad de vida. Han entregado su existencia a Dios y además se han matado a trabajar para poder subsistir y

Compartir

Desnudos en el Edén

En verano volvemos a nuestros lugares de origen. A no olvidar las raíces, dicen algunos. Nuestra mirada se acomoda a los paisajes, los rincones, las casas cerradas en un tiempo habitadas de algarabías, los senderos y los árboles de nuestra infancia. En medio de todo, la iglesia, parroquia de nuestras fascinaciones, de aquel párroco bonachón

Compartir

Horizontes de absoluto

En cinco días saldré con un grupo de jóvenes a andar por este camino del Apóstol Santiago, camino de las estrellas, camino de búsqueda y de fe. Es ya la segunda vez que lo hago, aunque la primera vez en solitario, y aun así sé que será nuevo. Hay muchos pasajes antiguos –y también relatos

Compartir

Amigos de la noche

Viajó hasta mi casa con el único aval de haber pasado muchos y largos ratos hablando de corazón a corazón, en tantas tardes o noches en las que uno busca sosiego y paz y una compañía en quien apoyarse. Hablamos para no olvidar la raíz de nuestra esperanza, para no arrinconar las prioridades que nos

Compartir

La urdimbre del encuentro

Las personas necesitamos poner límites al tiempo para comenzar de nuevo. Siempre iniciar un camino tiene algo de aventura, de crecimiento, de profundidad y de búsqueda. Ya sé que muchas veces el verano se queda en un garabato del proyecto que habíamos soñado. Quizás es que en las ilusiones ponemos los límites muy altos o

Compartir

Flotar en aguas revueltas

Hace unos años leí en un autor francés (olvidado en un rincón del desván de mi memoria) esta frase que me abrasó vivo: “El diluvio fue un fracaso, Dios salvó a la familia”. Eso sí que es tirar con metralla de la gorda. Pues leyendo unos papeles sobre las catequesis del encuentro de las familias,

Compartir