Los padres sinodales proponen “centrarse en los pobres” como mejor respuesta a los populismos

Los obispos en el aula sinodal

“La era postmoderna es una forma de totalitarismo”. Así lo han hecho saber hoy, 10 de octubre, los padres sinodales en rueda de prensa para informar sobre los trabajos del Sínodo de los Obispos sobre ‘los jóvenes la fe y el discernimiento vocacional’. “Hay que librar a los jóvenes de algo que coloniza las almas, que impone silogismos falsos, por ejemplo, cuando se presenta el aborto como derecho a la libertad”, ha explicado el prefecto el Dicasterio para la Comunicación, Paolo Ruffini.

Los obispos han constantado también el “fracaso” de la Iglesia en el acompañamiento y preparación al matrimonio, porque este no se puede reducir a “una ceremonia”, ha matizado Ruffini. En este sentido, han hecho hincapié en una pastoral familiar para que las familias apoyen a sus hijos en su vocación, ya que a veces “obstaculizan” el discernimiento de sus hijos “pensando que actúan para su bien”.

Entre otros temas, los prelados también han hablado de la posibilidad de construir con los jóvenes una “alianza ecológica”; de la importancia de que las personas con discapacidad no sean marginadas sino que jueguen un rol activo en la Iglesia; del consumismo o del acoso escolar.

“Dios no es Google”

Por otro lado, los prelados han apostado por una Iglesia que sea “foro del despertar” y no de “domesticación”, donde se ayude a los jóvenes a hacerse preguntas y no solo a buscar respuestas. “Todos utilizamos motores de búsqueda para buscar respuestas a nuestras preguntas, pero la búsqueda de Dios en la época de los motores de búsqueda, ¿qué es? Dios no es Google. En un mundo de respuestas a lo mejor hemos perdido las preguntas”, ha señalado Ruffini recogiendo los comentarios de los padres sinodales.

El cardenal arzobispo de México, Carlos Aguiar Retes, ha puesto de manifiesto durante su intervención el “cambio de época” que se está viviendo, en el que “no hay consenso de valores”. “Ya no hay una conducta aceptada por todos sino fracturada y a quienes más afecta es a los adolescentes”, ha subrayado.

Por su parte, el obispo de Luxemburgo, Jean Claude Hollerich, ha advertido de que el mundo está ante una “secularización” que acaba de empezar y a pesar de la situación “sombría” en Europa, se ha mostrado “optimista”. Preguntado por los populismos, Hollerich se ha mostrado “preocupadísimo” porque “pueden destrozar” lo que se ha construido y ha propuesto “centrarse en los pobres” como “la mejor respuesta contra el populismo”. “Si dentro de la Iglesia nos enfocamos en los más débiles, los más pobres y los marginados, entonces estamos haciendo prevención contra el populismo, estamos dando a la sociedad una medicina excelente”, ha aseverado.

Nombrados los redactores del documento final

Durante la rueda de prensa, Ruffini también dio los nombres de los miembros de la comisión que se encargará de la redacción del documento final del Sínodo, que representarán a los cinco continentes.  Por África, el cardenal Peter Turkson; por América, el cardenal Aguiar; por Asia, el cardenal Oswald Gracias; por Oceanía, el arzobispo de Melbourne, Peter Andrew Comensoli; y por Europa, el arzobispo Bruno Forte.

Asimismo, les acompañarán, por nombramiento pontificio, Sviatoslav Shevchuk, arzobispo de Kiev; Alexandre Awi Mello, secretario del Dicasterio para los laicos, familia y vida; Eduardo Gonzalo Redondo, responsable de Pastoral Vocacional en Cuba. Además, del relator general del Sínodo, el cardenal Sergio da Rocha; el secretario general, el cardenal Lorenzo Baldisseri; y los secretarios especiales, el jesuita Giacomo Costa y el salesiano Rossano Sala.

Noticias relacionadas
Actualizado
10/10/2018
Compartir