Marta Robles: “Tener fe no es garantía de ser buena o mala persona”

La periodista Marta Robles

Se ha convertido en una presencia habitual en televisión, prensa y radio, compaginando todos los medios en sus tres décadas de carrera…, pero su gran pasión es la literatura. En los últimos años ha caído en la tentación de la novela negra de la mano de su peculiar detective Tony Roures, ex corresponsal de guerra. En su nueva entrega, ‘La mala suerte’ (Espasa), el investigador seguirá la pista de una desaparición, una trama que le sirve a la autora para abordar asuntos como la paternidad, la gestación subrogada, el sensacionalismo de la prensa…

PREGUNTA.- En la novela aborda la desaparición de una joven con una historia familiar turbia…

RESPUESTA.- De ahí precisamente nace esa reflexión que yo me hago respecto a las miles y miles de desapariciones que se producen en el mundo y no se llegan a resolver o tardan mucho en resolverse y, en el intermedio, tienen a toda la familia y amigos bajo el foco mediático. Es casi lógico que así sea, porque en el 90% de los casos el culpable de esa desaparición es alguien cercano, pero en el caso de no ser ellos los culpables siguen siendo escrutados y analizados como si lo fueran al igual que la propia víctima. Y es terrible porque yo me pregunto quién sería capaz de soportar durante mucho tiempo la luz de un foco mediático sin que le encontraran en la trastienda una turbiedad: una pelea familiar, un divorcio, una borrachera…

A partir de esa desaparición hay muchas preguntas no solo sobre eso, sino, también sobre los malos tratos y abusos que se producen en las relaciones sin que nadie los considere siquiera como tales, y sobre muchas otras cuestiones relacionadas con la paternidad y la maternidad y lo que se hace para conseguirla, sobre todo cuando la naturaleza no ofrece posibilidades.

P.- Su detective, un hombre sin fe, intenta salvar a otros. Es paradójico que alguien tan herido acuda en ayuda de los demás. ¿Existe el  cristiano anónimo?

R.- Muchos hombres heridos, con cicatrices y arrepentimientos tratan de redimirse ayudando a los demás. Y él no tiene fe. Ha visto demasiados horrores. Pero eso no significa que no sea un hombre con buen fondo. Tener fe no es garantía de ser buena o mala persona. Y claro que existe el cristiano anónimo, el que actúa como predicaba Jesucristo que se hiciera, aunque no se adscribe como seguidor suyo.

P.- ¿Es cierto que escribe sentada sobre una bola de ‘fitness’?

R.- Sí. Cuando pasas muchas horas frente al teclado, a veces se te duermen las piernas y adquieres una postura inadecuada, con la bola consigo evitarlo, al menos en parte.

Lea más:
Noticias relacionadas
Actualizado
06/10/2018
Compartir