Antonio Montero: “Las misiones también están en España”

  • El sacerdote y periodista charla con Vida Nueva sobre su nueva tarea como director de ‘Pueblo de Dios’
  • “Es emocionante escuchar de antiguos guerrilleros cómo su vida ha cambiado gracias a los misioneros”, dice

Antonio Montero en El Salvador. Nuevo director del programa Pueblo de Dios

Cuando ‘Pueblo de Dios’ está a punto de cumplir 36 años en antena, Antonio Montero coge el relevo de Julián del Olmo como director del programa. Un encargo que el periodista y sacerdote gaditano acoge con “mucha alegría y responsabilidad, sobre todo por la labor que han realizado los últimos directores, en especial Julián del Olmo, que cambió por completo el formato”. Y es que del Olmo sacó el programa del estudio para llevar sus cámaras prácticamente por todo el mundo para recoger el testimonio de la labor de la vida religiosa. Según declara a Vida Nueva, conocer esta labor de la Iglesia en los territorios de misión le sirvió a él mismo con su vocación sacerdotal,  ya que “estos testimonios de vida cristiana hacen ver que la fe también está en no olvidarse del hermano”.

PREGUNTA.- ¿Qué podremos ver en la próxima temporada del programa?

RESPUESTA.- Seguiremos viendo a los auténticos protagonistas de ‘Pueblo de Dios’, que son todos los misioneros españoles, voluntarios y cooperantes que entregan su tiempo, sus habilidades y su vida para mejorar la de los demás. Son capaces de devolverle la dignidad a quien la ha perdido y hacen de este mundo un lugar un poquito más justo. Ahora estamos en El Salvador recorriendo todo el país con una ONG católica española, y eso es lo que pretendemos mostrar, la labor de auténticos héroes que llevan a cabo todas estas personas.

P.- Según su experiencia, ¿cómo definiría la labor de la vida religiosa en los territorios de misión? 

R.- Mostrar la labor de la Iglesia es tan importante porque provoca no solo conmover sino mover los corazones para cambiar el mundo. Un mundo mejor es posible y con la fe y la ayuda de quienes tienen esa confianza en Dios sabemos que podemos poner de nuestra parte para esa mejora. Yo crecí viendo en la tele ‘Pueblo de Dios’ y esas imágenes que se me quedaron grabadas en la retina. Recuerdo de manera pasajera imágenes de misioneros y misioneras cuidando, curando y limpiando en la tele, y a mi eso me ayudo a poder decir “yo también puedo ser parte”.

P.- ¿Cuál es la importancia de difundir esa labor de la Iglesia?

R.- Estas personas cumplen con el mandato de ir al mundo entero y llevar la buena noticia del Evangelio. Por otro lado, viven ese mensaje que escuchamos tanto últimamente por parte de Francisco de ir a las periferias. Muchas veces no solamente se encuentra en países como El Salvador, sino también en España, mucho más cerca de lo que pensamos. La labor de la vida religiosa es fundamental.

P.- ¿Podría compartir un testimonio de alguna experiencia que le haya marcado haciendo el programa?

R.- En los pocos días que llevamos en El Salvador puedo decir que me ha marcado especialmente el clima de reconciliación que se vive aquí, sobre todo después de haber salido de contextos de guerrilla con acuerdos de paz en 1992. También es increíble la presencia de la figura de Oscar Romero ahora que le canonizan. Pero lo más especial es escuchar de antiguos guerrilleros como su vida ha cambiado gracias a la labor de proyectos de ONG y organizaciones católicas. Su testimonio es muy emotivo. De no tener nada pasan, gracias a la ayuda de unos y de otros, a tener una vida, una casa, un trabajo y una dignidad que habían perdido o no creían que fueran a tener.

Noticias relacionadas
Actualizado
04/10/2018
Compartir