Francisco alienta a la Iglesia en EE.UU. a seguir trabajando en favor de hispanos y latinos

A través de un videomensaje, el Santo Padre se hizo presente en el V Encuentro Nacional de Pastoral Hispana Latina que se lleva a cabo en el estado de Texas

La situación de vulnerabilidad en la que viven millones de hispanos y latinos en los Estados Unidos es una preocupación del papa Francisco; por ello, con motivo del V Encuentro Nacional de Pastoral Hispana Latina que se lleva a cabo en el estado de Texas, el Santo Padre ha lanzado una petición especial a la Iglesia norteamericana: no bajar la guardia y seguir trabajando en favor de las personas que conforman esta comunidad.

Durante la inauguración del encuentro –este 20 de septiembre– el Santo Padre se hizo presente mediante un videomensaje ante más de tres mil líderes y delegados de las diócesis, movimientos eclesiales, escuelas, universidades y organizaciones católicas de todo el país, para manifestar su beneplácito por el encuentro, al que calificó como “histórico”.

Soy consciente del aporte que la comunidad hispana ofrece a la vida de la nación, y rezo para que el V Encuentro siga contribuyendo a la renovación de la sociedad y al apostolado de la Iglesia en los Estados Unidos de América”, afirmó.

Cultura de encuentro

Para Francisco, este tipo de encuentros son una manera concreta en que la Iglesia en los Estados Unidos responde al desafío de salir de cualquier tipo de comodidad, de instalación, para convertirse en fermento de comunión con todos aquellos que buscan un futuro de esperanza.

Sin embargo, consideró que la experiencia del encuentro debe ir mucho más allá, pues es parte de un proceso de renovación, de impulso misionero al que están llamadas todas las Iglesias locales y particulares, con su rica diversidad humana y cultural.

Destacó que en el camino de preparación para este encuentro muchos inmigrantes que viven en situaciones de temor y de incertidumbre se vieron confortados, pues encontraron un mayor sentido de comunidad, amistad y apoyo.

Llamó a Iglesia, en todos sus ámbitos, a que siga acompañando este proceso con reflexión y discernimiento pastoral. De manera particular, pidió que “consideren de qué forma las iglesias particulares norteamericanas pueden responder mejor a la creciente presencia, a los dones y al potencial de la juventud y de las familias hispanas, y de otras culturas”.

Finalmente, externó su gratitud con “todos los que participaron en la preparación del V Encuentro, “y a quienes participarán en el proceso ulterior, les aseguro mi cercanía personal, mis oraciones por esta importante iniciativa de la Conferencia Episcopal”.

“Los encomiendo a nuestra Madre de Guadalupe. Les pido que los mire. Déjense mirar por ella. Y le pido al Señor que los bendiga, a todos y a cada uno de ustedes. Y a ustedes les pido que no se olviden por rezar por mí. ¡Adelante!”, agregó.

Noticias relacionadas
Actualizado
22/09/2018
Compartir