La diócesis de Brooklyn indemnizará con 23 millones de euros a cuatro víctimas de abusos

La diócesis de Brooklyn indemnizará con 23 millones de euros a cuatro víctimas de abusos por parte de un profesor de Religión. Los abogados de los menores, que fueron abusados entre 2003 y 2009, cuando tenían entre 8 y 12 años, hicieron público ayer el acuerdo amistoso al que han llegado con el obispado, según The New York Times.

La cifra de más de 5,5 millones de euros por víctima es la indemnización más cuantiosa otorgada por la Iglesia. Y que permite que el juicio, previsto para principios de 2019, quedé anulado. La indemnización mayor hasta el momento la obtuvieron dos víctimas de un sacerdote de Long Island, que no superó los 3 millones de euros por persona.

La demanda fue presentada en 2012 después de que el profesor Angelo Serrano –hoy de 67 años– fuera detenido en 2009 por tocamientos a un niño, delito por el que se declaró culpable en 2011 y fue condenado a 15 años en prisión.

Secuestran en Níger a un misionero italiano

En la noche entre el lunes 17 y el martes 18 fue secuestrado en Níger el padre Pierluigi Maccalli. “Desde hace algunos meses, el área ha estado en estado de emergencia debido a la presencia de terroristas de Mali y Burkina Faso”, dijo el también misionero Mauro Armanino a FIDES. El padre Maccalli, originario de la diócesis de Crema, situado en la diócesis de Niamey, trabaja en la evangelización y la promoción humana: escuelas, dispensarios y capacitación para jóvenes agricultores.

El misionero ha organizado reuniones para abordar cuestiones y contrastar prácticas relacionadas con las culturas tradicionales, incluida la circuncisión y la mutilación genital, que atrajeron cierta hostilidad. Este podría ser, según fuentes locales, uno de los motivos del secuestro, que tuvo lugar una semana después de su regreso de un período de descanso en Italia. Y que se sospecha haya sido organizado por yihadistas.

El Vaticano dice ‘no’ a las deportaciones masivas

El Subsecretario de la Sección Migrantes y Refugiados del Dicasterio para el Desarrollo Humano Integral, Michael Czerni, ha sido invitado a ofrecer una conferencia en Lampedusa, organizada por la Escuela de Alta formación en Sociología, para enfrentar los desafíos de la migración. “Las respuestas de la Iglesia a medio término fueron resumidas por el Papa en cuatro verbos: acoger, proteger, promover e integrar. Se trata de una acción que la Iglesia pretende compartir con todos los demás actores políticos y sociales para una gestión de los flujos migratorios a largo plazo y con beneficios para todos”, dijo.

El jesuita abogó por prohibir las deportaciones masivas y buscar soluciones alternativas a la detención para los migrantes en situación irregular. Al mismo tiempo, recordó que la integración es un proceso bidireccional que compromete a los migrantes y a las comunidades locales, “en un intercambio cultural enriquecedor”, como recoge Vatican News.

Antes de concluir su intervención con el recuerdo de la visita del Papa Francisco a Lampedusa, el sacerdote reiteró la prioridad absoluta de la Iglesia de afrontar el fenómeno migratorio a fin de contribuir a leer las migraciones como “signo de los tiempos”, y formular respuestas pastorales eficaces y adecuadas.

Noticias relacionadas
Actualizado
19/09/2018
Compartir