Toño Casado: “Quiero que Jesús sea famoso de nuevo”

  • El creador de ’33 El Musical’ repasa las novedades del macroproyecto teatral que se estrenará el 22 de noviembre en Madrid
  • “La temática no está de moda, pero vamos a intentar que la gente pierda el miedo a decir que es cristiana”, apunta el coproductor Nacho Alonso

El sacerdote Toño Casado

La cuenta atrás ya ha comenzado. El próximo 22 de noviembre, Madrid acogerá el estreno de ’33 El Musical’, el proyecto nacido del corazón del sacerdote Toño Casado que ya comienza a materializarse. Y no solo porque el casting de 2.000 actores ya esté cerrado, sino porque ya se ultiman los detalles del vestuario y del macromontaje con 4,5 millones de euros de presupuesto que llevará a levantar una gran carpa de 7.000 metros cuadrados con capacidad para albergar a 1.000 espectadores en Ifema.

“Desde que lo escribí, estaba pensado para todos, sacar a Jesús para proponérselo al mundo de hoy, para que tengan un encuentro personal con él. Yo no quiero ser famoso, quiero que Jesús sea famoso de nuevo. Desafortunadamente en los últimos tiempos la Iglesia solo aparece en noticias negativas y creo que es el momento de ofrecer de nuevo el Evangelio”, explicaba  Casado ayer por la mañana en una presentación a agentes de pastoral, mostrándose más que satisfecho con un proyecto que no busca, como el mítico ‘Jescristo Superstar’ acercarse al pasado: “El Jesús de ’33 El Musical’ es el Jesús del Evangelio, hijo de Dios, que habla del Jerusalén del mundo, en una época atemporal”.

Ni homilía ni tratado

Eso sí, se muestra algo preocupado tanto por los clichés que se puedan tener fuera –“ya me han dicho que Jesús ya no interesa para el público general”- como hacia adentro –“no es una homilía ni un tratado de teología”-. “Lo siento, María Magdalena no está enamorada de Jesús ni tienen un lío”, bromea Casado, que la presenta como “el arquetipo de la persona salvada, que se cura cuando conoce a Jesús”.

“Cuando les conté la historia a los escenógrafos, llegaron a una conclusión: Jesús es luz, y así lo han mostrado en el montaje”, apunta el creador de un espectáculo multimedia, que buscar envolver al espectador, no solo con canciones e imágenes, sino también a través del olfato y de los símbolos, como la elección de la madera como material trasversal de la escenografía.  “’33 El Musical’ está contado como una fábula, no de forma lineal”, aclara Toño Casado, que llegó incluso a plantear un proceso de inmersión a los actores, invitándoles incluso a una convivencia en la casa de los salesianos en Mohernando.

Dimensiones de Broadway

“Cada vez que contamos el proyecto a la gente, nos miran con cara de ‘dónde os habéis metido’. Esta temática no está de moda, pero lo vamos a poner de moda y vamos a intentar que la gente pierda el miedo a decir que es cristiana”, apunta Nacho Alonso, coproductor de ’33 El Musical’, convencido de que tiene las dimensiones propias de Broadway. “Sabíamos que la obra era de calidad, solo faltaba rodearla de los mejores como actores, en el escenario, en el vestuario…”, relata Alonso, que explica cómo descartaron la Gran Vía “porque buscábamos algo distinto, especial, único”.

Entre los actores, se encuentra el padre Damián, el redentorista que saltó a la palestra mediática por concursar en ‘La Voz’. “Para mí es la oportunidad perfecta y necesaria para traducir el mensaje de Jesús al lenguaje de hoy. Es el lenguaje que necesita la gente, al Jesús de siempre para la gente de hoy”, comenta el religioso que plantea que “es una oportunidad que no podemos perder como Iglesia”.

Noticias relacionadas
Actualizado
18/09/2018
Compartir