Los obispos europeos piden responder a la inmigración con “acogida e integración”

  • La Plenaria del Consejo de Conferencias Episcopales de Europa concluye tres días de reuniones en Polonia
  • La declaración final celebra que el voluntariado esté “muy vivo” y su capacidad para llegar a los pobres

Representantes de los 45 episcopados del Viejo Continente concluyeron ayer, 16 de septiembre, los tres días de reuniones en que han participado en Poznan (Polonia) con motivo de la asamblea plenaria del Consejo de Conferencias Episcopales de Europa (CCEE). El encuentro, centrado en la solidaridad europea, concluyó con un mensaje final en el que se exaltó el valor del voluntariado.

“Mueve millones de cristianos en Europa y se presenta como un fenómeno consistente y extendido, con capacidad para llegar, con un singular dinamismo creativo, a muchos pobres y marginados que están presentes en nuestras sociedades opulentas”, aseguró el CCEE en su comunicado conclusivo. El voluntariado, insistió el texto, supone hoy un capítulo “muy vivo” de las Iglesias europeas que, gracias a los cristianos comprometidos con esta tarea, son capaz de ser “como el buen samaritano de la parábola evangélica”.

Visión economicista

En su análisis de la solidaridad como “reflejo del amor trinitario”, el ágora en que se reúnen los episcopados europeos tuvo también en cuenta el fenómeno de las migraciones. Tras reconocer la “gran complejidad del fenómeno”, se destacó que la solidaridad es el “camino maestro irrenunciable” para afrontar los problemas.

La declaración final de la Asamblea Plenaria del CCEE apostó en particular por “la acogida y la integración” y denunció “la cultura individualista” y sus efectos. Esta “parece prevalecer como pensamiento único y lleva a una visión economicista en la que la solidaridad no tiene lugar, los más débiles son vistos como un peso y los inmigrantes son percibidos como extranjeros”. Europa, señalaron los obispos del Viejo Continente, debe desarrollar un espíritu de “recíproca comprensión y cooperación, respirando con sus dos pulmones cristianos –Oriente y Occidente– el aire bueno de la solidaridad”.

Nuevo secretario general

Los representantes de los 45 episcopados presentes en Poznan manifestaron su cercanía al papa Francisco frente a los ataques que ha recibido estos últimas semanas y agradecieron el mensaje que el Pontífice les envió el pasado jueves por medio del secretario de Estado, el cardenal Pietro Parolin. La asamblea plenaria eligió al sacerdote eslovaco Martin Michalíček como nuevo secretario general del CCEE. Su mandato será por cinco años.

Noticias relacionadas
Actualizado
17/09/2018
Compartir