‘Y el verbo se hizo carne’: Santo Domingo de la Calzada, un milenario lleno de arte

'Y el verbo se hizo carne'. Exposición de la diócesis de Calahorra La Calzada-Logroño

El claustro de la catedral de Santo Domingo de la Calzada (La Rioja) acoge una extraordinaria exposición de cinco siglos de pintura diocesana –entre el XIV y el XIX– que sirve de umbral para la Iglesia que viene. Una necesaria mirada al pasado a través del arte sacro para hablar del futuro. “La vida diocesana va a venir marcada este próximo año por dos eventos importantes: el milenario del nacimiento de santo Domingo y el comienzo de la Misión Diocesana-Iglesia en Salida. Puesto que ambas estarán cargadas de actos, nos pareció que una buena forma de darlas a conocer podía ser una exposición de nuestro propio arte religioso”, explica Pablo Díaz Bodegas, delegado de Patrimonio Cultural de la diócesis de Calahorra y La Calzada-Logroño.

La muestra, titulada ‘Y el verbo se hizo carne… El evangelio de la Infancia en la pintura diocesana’, sirve de dichoso prólogo a la Navidad y al famosísimo Belén Napolitano de la catedral calceatense. “La exposición es un recorrido por todas las escenas navideñas, incluyendo y diferenciando los textos evangélicos de las tradiciones y de los evangelios apócrifos, aunque se incluyen. Es un deleite para la vista y para el espíritu”, manifiesta Díaz, que también es el comisario de la muestra, abierta al público hasta el 14 de octubre. “La razón por la que solo estará mes y medio –añade– es porque en Santo Domingo de la Calzada los belenes, y especialmente su estrella, el napolitano, llenan el Adviento y la Navidad. La fama que va adquiriendo este Belén es tal que él solo aglutina la mayoría de los visitantes de invierno”.

Selección de gran categoría

Aunque el origen de la exposición no fue, ni mucho menos, este Belén, ni el ciclo de la Navidad en sí mismo, sino la propia catedral que la acoge: “El tema del Evangelio de la Infancia ya lo abordé en una conferencia hace un par de años en Santo Domingo de la Calzada, donde, además, a modo de ‘deberes’, animé a los presentes a que fueran descubriendo cada escena que comentaba en el arte de la catedral —manifiesta el comisario—. De ahí nació ‘ la idea de esta exposición: de que cada uno fuera en ella descubriendo los cuadros litúrgicos de la Navidad y que supiera el por qué se celebra cada uno de ellos”. Idea que culminó por la riqueza de la diócesis riojana “en pintura, especialmente de los siglos XV, XVI y XVII”, como reconoce el sacerdote.

El resultado es “una selección de gran categoría de 32 obras de 28 parroquias de la diócesis”, manifiesta Díaz. “El número de obras de arte no tiene ningún significado especial. Tan solo es el que ha sido necesario para explicar visualmente el lema de la exposición. Así, por ejemplo, está desglosada la circuncisión, la presentación en el Templo y el canto de Simeón; se incluye también a san Juan Bautista y las llamadas genealogías, no solo el Árbol de Jesé, sino también la de Ana-María-Jesús o la Sagrada Familia. Es decir, se ha querido englobar toda la tradición, aunque esta venga de los apócrifos, pues ha quedado consagrada en la iconografía navideña”, describe el delegado de Patrimonio Cultural.

Lea más:
Noticias relacionadas
Actualizado
15/09/2018
Compartir