La pirotecnia de las fiestas patrias pone en peligro a la Catedral de México

Hace dos años una bengala destrozó la escultura de San Agustín en la torre occidental del inmueble

Los miembros del Cabildo Metropolitano de la Catedral de México han hecho público su temor de que el repique de las campanas, así como los fuegos artificiales que tradicionalmente se lanzan desde el atrio oriente de la iglesia con motivo de la celebración de la Fiesta de la Independencia ocasionen más daños al recinto, el cual aún no se recupera de las afectaciones ocasionadas por el sismo del 19 de septiembre del 2017, sobre todo en las torres del campanario.
El tema que traen en manos los canónigos no es ocioso, pues de acuerdo con información de la Arquidiócesis capitalina, este próximo 15 de septiembre se cumplirán dos años de que una bengala golpeó la escultura en piedra que representaba a San Agustín en lo alto de la torre occidental. El cohete pegó en la cabeza de la escultura y la desprendió, quedando pulverizada en el piso, y siendo imposible de restaurar.

Sin garantía

A través de un video, este jueves el padre José de Jesús Aguilar, director de Arte Sacro de la Arquidiócesis de México, denunció que durante varios años el venerable Cabildo Metropolitano ha manifestado su desacuerdo en que se lance pirotecnia con motivo del “Día del Grito” desde uno de los atrios de la Catedral.
Y en esta ocasión, el propio deán cabildo solicitó a la Secretaría de Cultura Federal un informe de las repercusiones que pueden generar dichas explosiones. “Hasta el día de hoy no se ha recibido ningún informe, y ya se encuentra en el atrio toda la pólvora que será utilizada en esta ceremonia”, apuntó.
El sacerdote, quien también es miembro del Cabildo mostró fotografías que evidencian el avance en la elaboración de los cohetones en el atrio oriente del templo, y cómo la zona ha sido acordonada por personal del Ejército, mientras que en la calle de Guatemala, detrás de Catedral, han sido colocados dos camiones de bomberos para atender cualquier incidente.

Hay opciones

El sacerdote José de Jesús Aguilar aseguró que el Cabildo Metropolitano ha insistido en que este tipo de manifestaciones pueden cambiarse por otras. “Quizás por luces o proyecciones para evitar este tipo de explosiones, que ya en una ocasión causaron un daño importante a una de las esculturas de la Catedral”.
El sacerdote insistió en que los miembros del cabildo siguen esperando el informe, y hacen votos para que “en estas fiestas tan importantes para México las explosiones no causen daño ni al inmueble ni a ninguna persona”.
Desde hace años, el atrio oriente de la Catedral de México es utilizado para resguardar la pólvora que se utiliza para los fuegos artificiales de la celebración de la Fiesta de la Independencia. Las autoridades eclesiásticas no pueden impedir que se le dé este uso, pues se trata de un inmueble federal, del cual el gobierno puede disponer; no obstante, el Cabildo Metropolitano, como responsable del cuidado del inmueble, ha denunciado en repetidas ocasiones tanto la falta de inversión para la conservación de la Catedral, como este tipo de acciones que ponen en peligro el patrimonio cultural, histórico y religioso de los mexicanos.

Noticias relacionadas
Actualizado
14/09/2018
Compartir