Willy Toledo, detenido ¿por prófugo o por blasfemo?

  • Tras no presentarse ante el juez, el actor ha sido detenido en un teatro de Madrid en el que se ha celebrado una concentración por la libertad de expresión
  • Los hechos se remontan a 2017, cuando difundió en sus redes sociales unos comentarios contra una citación por “vejación de los sentimientos religiosos”

El actor Willy toledo comparece acompañado en San Carlos Borromeo

Willy Toledo no ha comparecido en el juzgado número 11 de Madrid tras ser citado en dos ocasiones tras haber sido denunciado por “presunta vejación de los sentimientos religiosos” al escribir en sus redes sociales mensajes de mal gusto empleando el nombre de Dios. Unas denuncias promovidas por la Asociación Española de Abogados Cristianos.

El polémico actor ha pasado esta noche en la comisaría madrileña de Moratalaz a la espera de pasar a disposición judicial. Él mismo ha confirmado la detención en sus redes sociales con un mensaje en tono jocoso: “Me detienen. Se nos jodió el guateque. Vamos pallá. Poloniaaaaaaaa”. Precisamente, estaba convocado un acto con la presencia del actor en el Teatro del Barrio. Desde la defensa aseguran que la detención es un ataque “a la libertad de expresión” propio de la “inquisición”.

A vueltas desde 2017

Este proceso comenzó el año pasado, cuando Toledo criticaba a través de su perfil de Facebook la decisión de una jueza sevillana que investigó un caso de ofensas contra los sentimientos religiosos. El actor la calificó de “energúmena” y arremetió contra algunos dogmas cristianos empleando expresiones blasfemas señalando que “me puede el asco” —por citar la parte más suave de su intervención—.

Tras ser llamado a declarar y no presentarse, el juez dictó un orden de detención a la que Willy Toledo ha respondido llevando la desobediencia “hasta las últimas consecuencias”. Ya en el mes de junio, en una rueda de prensa en el famoso centro pastoral San Carlos Borromeo de Vallecas que coincidió con la primera citación, el actor rodeado por algunos compañeros de profesión consideraba que “no ha cometido ningún delito” y por eso no veía la “necesidad de comparecer” ante el juez.

Finalmente, el actor español anunció su presencia en el citado teatro madrileño hace dos días. Esta cita ha propiciado su detención en las inmediaciones de su casa, cercana al lugar.

Noticias relacionadas
Actualizado
13/09/2018
Compartir