Cardenal Dolan: “Recordemos el 12 de septiembre como una verdadera Pascua”

El arzobispo de Nueva York aún tiene frescas aquellas palabras que el padre Kevin Madigan le dijo en su primer 11-S como arzobispo de la Iglesia neoyorquina

Este martes, cientos de hombres y mujeres se reunieron en las inmediaciones del World Trade Center de Nueva York, Estados Unidos, para recordar a las víctimas de los atentados del 11 de septiembre del 2001, en los que casi tres mil personas perdieron la vida.

La ceremonia, que contó con un gran número de familiares de los fallecidos y varias autoridades de gobierno, entre ellas el gobernador del estado Andrew Cuomo y el alcalde de la ciudad Bill de Blasio, se vio adornada con el tradicional repique de campanas de la mayoría de las 365 iglesias de la Gran Manzana, entre ellas la histórica iglesia de San Pedro, ubicada en el cruce de Barclay Street con Church Street.

Para el cardenal Timothy Dolan, arzobispo de Nueva York, esta iglesia en particular –en la que celebró misa el fin de semana pasado–, jugó un papel fundamental durante aquel 11 de septiembre y en los días subsecuentes, toda vez que sirvió como santuario, estación de primeros auxilios, hospicio, centro de socorro e incluso un depósito de cadáveres.

Fue aquí –recordó el cardenal Dolan este día en su blog– donde el cuerpo del padre Mychal Judge, el capellán de los bomberos, fue colocado reverentemente sobre el altar, toda vez que fue uno de los primeros en morir en el ataque. El sacerdote Judge es considerado la primera víctima oficial de los ataques del 11 de septiembre.

Al Viernes Santo le sigue la Pascua

El cardenal estadounidense hizo memoria del primer 11 de septiembre como arzobispo de Nueva York, que también lo llevó a celebrar en la iglesia de San Pedro. “Nunca olvidaré –explicó– el sabio comentario del pastor en ese momento, el padre Kevin Madigan, quien dirigiéndose a mí, comentó: ‘El 11 de septiembre fue el Viernes Santo de nuevo aquí en Nueva York; pero la historia que debemos recordar es realmente el 9/12, una verdadera Pascua, a medida que esta comunidad se elevó en rescates, socorro, apoyo, concentración y reconstrucción’”.

Durante su visita a la iglesia de San Pedro el fin de semana pasado, Dolan bendijo las estatuas restauradas trasladadas de la Capilla de San José, ahora cerrada, incluida la de San Miguel Arcángel, el protector de los oficiales de policía y defensores de la seguridad pública, y San Florián, el santo patrón de los bomberos.

En su reflexión, el arzobispo también dijo que la Iglesia en Estados Unidos sigue recordando en sus oraciones a todos aquellos que fallecieron en ese día inolvidable, y a sus familias que aún lloran, junto con aquellos que perdieron sus vidas debido a enfermedades contraídas durante los esfuerzos de rescate y recuperación que siguieron.

Tras señalar que en la misa celebrada este martes ha puesto en las intenciones a todos ellos, el cardenal aseguró estar orgulloso de ser pastor de Nueva York.

Cabe recordar que el arzobispo Dolan no estuvo presente en la ceremonia de este día debido a que se encuentra en Washington, DC, en una reunión de obispos norteamericanos.

Noticias relacionadas
Actualizado
12/09/2018
Compartir