El presidente de México ‘coquetea’ con la Iglesia

En los últimos días se reunió con el Episcopado Mexicano, con representantes de Scholas Occurrentes y con el nuncio Franco Coppola

A menos de tres meses de tomar posesión como presidente constitucional de México, Andrés Manuel López Obrador, ha dado muestras de cercanía con la Iglesia católica. Y es que en los últimos cinco días ha celebrado tres reuniones privadas importantes: con los obispos del país, con los directivos de la fundación pontificia Scholas Occurrentes y con el representante diplomático del Estado Vaticano, Franco Coppola.

Diálogo cercano y permanente

El pasado 5 de septiembre, la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) informó de una reunión entre López Obrador y los obispos mexicanos en el marco de la Semana de Formación Permanente en la Arquidiócesis de Monterrey, donde los puntos principales del encuentro fueron la presentación del proyecto de gobierno para la próxima administración; la preocupación mutua por la atención de los temas urgentes –entre ellos pobreza, migración, violencia, impunidad y corrupción–, y el establecimiento de un diálogo cercano y permanente.

De acuerdo con el boletín de prensa de la CEM, se trató de un “diálogo fraterno y propositivo con la voluntad de construir entre todos una sociedad más justa, reconciliada y en paz”.

Obispos de México y Andrés Manuel López Obrador

Preocupación por los jóvenes

Dos días después, Scholas Occurrentes sostuvo un encuentro con Andrés Manuel López Obrador, al que acudieron el presidente y director mundial de la fundación pontificia, José María del Corral; el presidente del Consejo Asesor Scholas México, Héctor Sulaimán, y el presidente del Consejo Mundial de Boxeo, Mauricio Sulaimán.

Sobre el encuentro, Scholas informó que al compartir la misma preocupación por los jóvenes, ha respondido al llamado del presidente electo de colaborar con el programa ‘Jóvenes construyendo el futuro’. En este sentido, López Obrador encomendó una primera experiencia con 260 mil jóvenes que no estudian ni trabajan, “para que Scholas, a través de su innovadora metodología, pueda incluirlos en sus programas de deporte, arte y tecnología”.

Asimismo, López Obrador pidió a José María del Corral que le informe a Su Santidad sobre su compromiso con los jóvenes, y le transmita su sincera felicitación por todo lo que está haciendo a favor de la cultura del encuentro y la paz en el mundo.

Cabe recordar que Francisco ha tenido la oportunidad de acercarse a los jóvenes mexicanos en varias ocasiones, a través de las jornadas de trabajo del Encuentro Internacional de Juventud y Ciudadanía en el Vaticano, y mediante dos videoconferencias con los jóvenes participantes de las experiencias de Scholas: una de ellas con jóvenes internas de la prisión federal de mujeres del estado de Morelos y otra con jóvenes participantes de la experiencia de FutVal y BoxVal.

Directivos de Scholas con el presidente electo de México

La búsqueda de la paz

Finalmente, este lunes el próximo presidente de México sostuvo una reunión privada con el nuncio apostólico Franco Coppola en la llamada ‘Casa de transición’ en la Ciudad de México, al término de la cual el próximo secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard señaló ante los medios de comunicación que los puntos de mayor acercamiento con la Iglesia tienen que ver con la búsqueda de la paz en México, la lucha por reducir la desigualdad en el país y el futuro de la juventud mexicana.

Ebrard Casaubón –quien como Jefe de Gobierno de la Ciudad de México tuvo en su momento fuertes altercados con la Iglesia capitalina– explicó que la participación del papa Francisco en los foros de pacificación del país será a manera de reflexión sobre cómo puede resolverse la violencia en el país, sin que esto implique un tratado oficial. Por lo pronto –dijo– como punto de partida se tomarán los discursos que emitió el Santo Padre durante su última visita a nuestro país, en febrero del 2016.

Noticias relacionadas
Actualizado
11/09/2018
Compartir