El C-9 quiere jubilarse

  • En el consejo, que ha comenzado este lunes una nueva reunión, se reflexionará sobre la composición del mismo
  • También han valorado el panfleto de Viganò, el EMF y han revisado el documento sobre la reforma de la Curia

Este lunes, 10 de septiembre, con la presencia del papa Francisco durante la mayoría de las sesiones, ha comenzado una nueva reunión del Consejo de cardenales, el conocido como C9. Es la edición número 26 y sus trabajos se prolongarán hasta el miércoles 12 de septiembre. Aunque habitualmente no se emite una declaración hasta el último día, los medios vaticanos han avanzado algunos de los temas puestos sobre la mesa en la primera jornada.

La “avanzada edad” de algunos miembros

Los componentes del consejo han entregado una nueva versión del documento sobre la reforma de la Curia que se ha trabajado en estos primeros cinco años desde la creación de este grupo de trabajo con purpurados de todos del mundo. Ya en la reunión anterior ultimaron esta constitución apostólica que lleva el título provisional ‘Praedicate evangelium’.

Además, los componentes han “considerado pedir al Papa una reflexión sobre el trabajo, la estructura y la composición de propio consejo, teniendo en cuenta la avanzada edad de algunos de sus miembros”.

“Plena solidaridad” con Francisco

También han anunciado que la Santa Sede está preparando una respuesta que clarifique las acusaciones hechas por el exnuncio Carlo M. Viganò. Por su parte, el consejo quiso mostrar su “plena solidaridad” con el papa Francisco frente a “cuanto ha sucedido en las últimas semanas”.

Por otra parte, se han mostrado muy satisfechos con los resultados del Encuentro Mundial de las Familias celebrado en Irlanda. En este sentido, quisieron felicitar al cardenal Kevin J. Farrell, como prefecto del Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida y al arzobispo de Dublín, Diarmuid Martin.

Noticias relacionadas
Actualizado
11/09/2018
Compartir