La Iglesia colombiana celebra la semana del migrante en clave de misericordia

  • Con la consigna “salir al encuentro de los migrantes es un camino para la paz”, se desarrollan actividades de sensibilización y solidaridad entre el 9 y el 16 de septiembre
  • “El mayor desafío es dar cobertura a la población que está llegando de Venezuela y de otros países”, afirma la secretaria ejecutiva de la Fundación de Atención al Migrante de la arquidiócesis de Bogotá 

Con una eucaristía en la basílica de Nuestra Señora de Lourdes, en Bogotá, se dio inicio a la Semana del Migrante en Colombia el domingo 9 de septiembre –coincidiendo con el cierre de la Semana por la Paz– con el propósito de “sensibilizar a la comunidad en general frente al fenómeno de la migración, además de visibilizar nuestra acción de misericordia con el hermano migrante”, como detalla la Fundación de Atención al Migrante (FAMIG) de la arquidiócesis de Bogotá, en su sitio web.

Consultada por Vida Nueva, la religiosa scalabriniana Teresinha Monteiro, secretaria ejecutiva de FAMIG, comenta que en Colombia “el mayor desafío es dar cobertura a la población migrante que está llegando, tanto de Venezuela como de otros países, así como a la migración interna”.

Salir al encuentro de los migrantes

De este modo, en sintonía con la invitación del papa Francisco para la 51ª Jornada por la Paz, dedicada a los migrantes y refugiados, las actividades y acciones previstas para esta semana responden a una convicción: “Salir al encuentro de los migrantes es un camino para la paz”, para lo cual es necesario promoverlos, protegerlos, integrarlos y acogerlos, como ha propuesto el propio obispo de Roma.

En este sentido, la programación de la Semana del Migrante ha previsto encuentros familiares, visitas a colegios y jornadas de sensibilización, que tendrán su culmen en la celebración del día nacional del migrante el domingo 16, en todas parroquias del país, cuando también se realizará una colecta para apoyar la pastoral de la movilidad humana o del migrante.

Atención humanitaria y acompañamiento psicosocial

¿Cómo apoyar a los migrantes? “Primero que todo con la oración por ellos y sus familiares –detalla la Hna. Teresinha–, pero también con la colecta que se entrega a las entidades que los apoyan”. Tal es el caso de la FAMIG, que hace parte de la pastoral del migrante, y recibe donaciones económicas o materiales en alimentos, ropa o elementos de aseo, por ejemplo, para ofrecer atención humanitaria de emergencia –principalmente a los venezolanos– y acompañamiento psicosocial, con el fin de mitigar sus necesidades más inmediatas. 

Para impulsar la misión evangelizadora con los migrantes e incentivar la solidaridad de los colombianos con los venezolanos que han llegado al país, en contra de la xenofobia, los organizadores también han previsto un foro en torno a los procesos de integración –este lunes 10, en la sede de la Conferencia Episcopal de Colombia–, algunos talleres de sensibilización, jornadas de oración y eucaristías, encuentros con familias migrantes, brigadas de misericordia y gestos de acogida en comunidades parroquiales y religiosas.

Noticias relacionadas
Actualizado
10/09/2018
Compartir