Manos Unidas pide colaboración para ayudar a la población de Kerala

  • El estado indio ha sufrido las peores inundaciones en 100 años, que han dejado centenares de muertos y más de medio millón de desplazados
  • El objetivo de la campaña es recaudar fondos para construir 30 centros sanitarios

Las lluvias torrenciales que han afectado al estado de Kerala, al sur de la India, desde mediados de agosto han dejado cifras catastróficas: más de 400 muertos, miles de desaparecidos y alrededor de 600.000 personas desplazadas y alojadas en campamentos temporales. Se habla de la catástrofe natural más importante de los últimos 100 años en la región, en la que han desaparecido pueblos por la acción del agua o por los deslizamientos de tierra.

Atención inmediata

El gobierno de Kerala tuvo una rápida actuación pero se vio desbordado por la magnitud de la catástrofe. Desde Manos Unidas, el socio local, el Centro Sanitario de San Juan, y las tres diócesis de los distritos de Allepey y Pathanamthitta decidieron aunar esfuerzos para ofrecer una atención inmediata de la población afectada. 

Parroquias, colegios y otros centros de la iglesia se convirtieron en improvisados centros de acogida en los que se ha atendido a más de 20.000 personas que lo habían perdido todo. Pasadas las dos primeras semanas, cuando ya han comenzado nuevas fases de ayuda, al Centro se le ha asignado la tarea de trabajar en la prevención y atención sanitaria a la población y también en los pueblos de la región que son habitables.

Objetivo: 30 centros sanitarios

Desde San Juan han solicitado a Manos Unidas la colaboración para realizar 30 campamentos sanitarios en 15 pueblos, que darán atención médica e información para desinfección de las viviendas, limpieza de letrinas y otras medidas de prevención sanitaria. Se estima que los beneficiarios directos de este proyecto sean 3.750 personas.

Monjas de Kerala en Sevilla

La sede central de Manos Unidas también ha recibido una carta de la delegación de Sevilla para que sean atendidas “las solicitudes de ayudas recibidas a través de los conventos sevillanos, que cuentan entre sus religiosas con monjas procedentes del estado de Kerala”.

En el convento de Santa Paula viven trece religiosas keralitas, que vivieron días de angustia con las noticias que llegaban de su tierra. Cabe destacar que en la provincia sevillana hay 40 religiosas de esta región india, la única con mayoría católica entre su población.

Noticias relacionadas
Actualizado
03/09/2018
Compartir