Otro muro ha caído en Alemania

  • Católicos y protestantes de Magdeburgo derriban un tabique que separaba a sus comunidades
  • “Un muro ha desaparecido -reivindican– y nos invita a eliminar otros problemas de conflicto y prejuicios”

Gesto ecuménico en Magdeburgo, Alemania

En la localidad alemana de Magdeburgo, pastoreada por el obispo Gerhard Feige, se ha producido estos días una imagen que ha hecho sonreír a quienes creen que el mejor camino para las relaciones entre católicos y protestantes es andar juntos y, de la mano, regatear a los obstáculos. O, mejor aún, derribarlos.

Dicha imagen la protagonizan dos religiosos agustinos de la parroquia de San Pedro, Clemente Dölken y Michael Stern, y, en medio de ellos, el pastor Thoralf Thiele, principal representante de la comunidad protestante local. Los tres, con gesto alegre, levantan su pulgar al cielo. Tras ellos, una excavadora ha iniciado su tarea y está derribando un pequeño tabique de dos metros de altura. Precisamente, el muro que, desde hace muchos años, ha separado (físicamente) a ambas realidades cristianas.

Una acción simbólica y concreta

La web de la Diócesis de Magdeburgo festeja así una noticia que evidencia hasta qué punto el diálogo ecuménico “está progresando” en la ciudad. Así, se trata de “una acción simbólica y concreta entre las confesiones: un muro ha desaparecido y nos invita a eliminar otros problemas de conflicto y prejuicios”.

A partir de ahora, los fieles de ambas comunidades ya no tendrán excusas para acercarse a la “casa” del otro y compartir un rato de charla. O una oración. Porque, como concluye el pastor Thoralf, se trata de convivir como “vecinos”.

Un centro social para personas con demencia

El próximo proyecto entre la comunidad católica y protestante local es el llamado ‘Tribunales Ecuménicos’, con el que pretenden poner en marcha iniciativas como un centro social para personas con demencia y que llamarían ‘El jardín de los sentidos’.

La cuestión es celebrar, compartir y caminar. De hecho, tras derribar el muro y tomarse juntos un café y una tarta, todos ellos festejaron que ese día se conmemoraban el 40º aniversario del voto monástico del padre Clemens.

Noticias relacionadas
Actualizado
02/09/2018
Compartir