México envía delegación al Encuentro Mundial de las Familias en Irlanda

Treinta y tres obispos, 29 sacerdotes, cuatro matrimonios y seis laicos, en total 76 personas, representarán a nuestro país en este evento internacional

Una significativa representación mexicana estará presente en el Encuentro Mundial de las Familias que se celebrará esta semana, del 22 al 26 de agosto, en Dublín, Irlanda. A este evento, en el que se espera la presencia del papa Francisco, acudirán 33 obispos, 29 sacerdotes, cuatro matrimonios y seis laicos, en total 76 mexicanos, según dio a conocer Rodrigo Aguilar Martínez, obispo de San Cristóbal de Las Casas y presidente de la Comisión de Familia, Vida, Jóvenes y Laicos, a través de un mensaje publicado en la página de internet de la Conferencia del Episcopado Mexicano.

El obispo destaca que el papa Francisco ha puesto en su pontificado especial atención en dos aspectos muy importantes: la “alegría” y la “familia”. El primero de ellos –dice– lo vemos en el título de sus documentos: “El Evangelio de la alegría”, “La alegría del amor” o “Alégrense y regocíjense”. Y en relación con la familia, vemos que convocó a dos sínodos en dos años seguidos para tratar la realidad y la vocación de la familia en la Iglesia y en el mundo.

Por ello, Aguilar Martínez ha visto normal que este Encuentro Mundial de las Familias lleve como lema: “El Evangelio de la familia: alegría para el mundo”. El obispo asegura que con este lema el Santo Padre no está ignorando o minimizando los problemas por los que pasan muchas familias, sino que, sin caer en pesimismos, “ve la realidad de millones de personas que viven su relación de familia como una alegría, que es auténtico testimonio para el mundo”.

Asegura que ciertamente el Evangelio de la familia no significa una alegría cómoda o placentera, fomentada por el egoísmo y el desenfreno ajeno u opuesto a Dios, “sino una alegría de quien sabe morir a la tendencia pecaminosa y cultivar la belleza de la verdad y el bien, en el cultivo de una historia de amor que se va tejiendo cada día en los gozos y en las tristezas, en los logros y en las adversidades, pero siempre en la esperanza”.

Familia, un regalo de Dios

Tras señalar que para quienes no puedan ir físicamente, habrá posibilidad de dar seguimiento a la Jornada por los medios electrónicos, el obispo de San Cristóbal de las Casas asegura que en su encuentro cotidiano con las comunidades de los pueblos originarios, el tema de la familia es muy valorado: “se reconoce la familia como un regalo de Dios y se busca estar unidos, al pendiente unos de otros; pero también la frecuente movilidad, aunque sea de una sola persona, cuando ésta regresa a su casa y familia, ya puede traer ideas y costumbres nuevas y que pueden afectar negativamente a la familia”.

Aguilar Martínez pidió que este Encuentro Mundial de las Familias ayude a los católicos mexicanos a reafirmar, con el papa Francisco, que en verdad la familia es parte central del Evangelio de Jesucristo y que dicho Evangelio sigue siendo alegría para el mundo. “En otras palabras, querámonos al interno de nuestra familia. A su vez, unidos en familia, estemos al pendiente de ayudar en las necesidades y anhelos de otras familias, de esta manera seremos alegría para otras familias”, concluye su mensaje.

Noticias relacionadas
Actualizado
21/08/2018
Compartir