El Papa se reunirá con víctimas de abusos durante su estancia en Irlanda

El Papa Francisco abraza a un niño enfermo durante su viaje a México

Durante su estancia el próximo sábado y domingo en Irlanda, adonde viaja para presidir el Encuentro Mundial de las Familias (EMF) que se celebra en Dublín, el papa Francisco mantendrá un encuentro con personas que sufrieron abusos sexuales cuando eran menores de edad por parte de sacerdotes o religiosos.

Aunque no se ha hecho público cuándo será la cita ni quiénes participarán en ella, el director de la Sala de Prensa de la Santa Sede, el estadounidense Greg Burke, confirmó hoy, 21 de agosto, que el Pontífice dejará un hueco en su agenda para las víctimas. En visitas anteriores a otros países cuyas Iglesias locales se habían visto igualmente sacudidas por el escándalo de la pederastia en el clero, Jorge Mario Bergoglio también recibió a grupos de supervivientes.

Oración por las víctimas

No será el único momento en que esta lacra esté presente durante la estancia del Papa en Irlanda. El sábado por la tarde realizará una oración en la capilla del Santísimo de la procatedral de Santa María de Dublín, donde hay una lámpara encendida en memoria de todas las víctimas de los abusos sexuales acaecidos dentro de la Iglesia.

Burke explicó que Francisco es consciente de que su estancia en Irlanda va más allá del EMF por la crisis de pederastia que sufrió la comunidad eclesiástica en este país y los escándalos que se han sucedido al respecto recientemente. El más grave ha sido la publicación la semana pasada de un demoledor informe sobre las redes de abusadores y encubridores que durante décadas actuaron en seis diócesis de Pensilvania (Estados Unidos). Pocas semanas antes se supo que Theodore McCarrick, antiguo arzobispo de Washington, renunciaba al cardenalato al destaparse que había abusado sexualmente de un adolescente hace 50 años.

Espacio para hablar de la familia

La sucesión de estos escándalos en Estados Unidos, junto a la grave crisis por este mismo problema en Chile, llevó a Bergoglio a publicar ayer una carta a todos los católicos en la que expresaba su “vergüenza” y “arrepentimiento” por lo sucedido.

“El Papa sabía que cualquier viaje a Irlanda no iba a ser solo sobre la familia”, comentó el director de la Sala de Prensa vaticana, destacando la voluntad del Pontífice por “encontrarse y escuchar” a las víctimas de abusos. “Luego serán ellos los que decidan si se hace pública su identidad y lo que hablaron”. Se espera, en cualquier caso, que el obispo de Roma se refiera a esta lacra en alguno de los seis discursos, homilías e intervenciones que realizará durante su estancia en el país.

Pese a la gravedad de la cuestión de la pederastia en la Iglesia, Bergoglio intentará que no monopolice el viaje y “pondrá el foco” durante su estancia en Irlanda en “la familia”. Esa es la razón de su visita y el motivo del EMF. “Va a hablar sobre ella”, garantizó Burke.

Noticias relacionadas
Actualizado
21/08/2018
Compartir