O’Malley se centra en la investigación de los abusos en el seminario de San Juan y no viajará a Dublín

El cardenal Sean P. O'Malley , en la celebración de una eucaristía/CNS

El cardenal de Boston, Sean P. O’Malley, ha cancelado el viaje al Encuentro Mundial de las Familias que se celebrará en Dublín la próxima semana, para seguir de cerca las investigaciones sobre los presuntos abusos sexuales en el Seminario de San Juan.

En un comunicado oficial la arquidiócesis dijo que “hay asuntos importantes relacionados con el cuidado pastoral del seminario de San Juan en la Arquidiócesis de Boston y los seminaristas inscriptos en el programa de formación requieren la atención y presencia personal del cardenal”.

O’Malley pidió la semana pasada al rector del seminario que se tomara un año sabático para “poder hacer una investigación completamente independiente de las acusaciones”. Varios exseminaristas publicaron en las redes sociales que “presenciaron y experimentaron actividades que son directamente contrarias a los estándares morales y requisitos de formación para el sacerdocio católico”.

“El Mediterráneo se está convirtiendo en un cementerio y esto no puede dejar insensibles a los cristianos”

José Rodríguez Carballo, secretario de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica, ha pasado unos días por el monasterio de las clarisas de Tuy (Pontevedra). “Yo intento acompañar a un millón y medio de religiosos y religiosas consagrados del mundo. Es un gran abanico en un mundo complejo con muchos desafíos. El dicasterio donde me encuentro tiene los objetivos de animar, potenciar y regular la vida consagrada. Poner orden donde no lo hay”, declara en una entrevista con Faro de Vigo.

El religioso habló también de la tragedia de la emigración: “A todos los hombres y mujeres de buena voluntad les diría: abramos la puerta a esta gente que viene aquí huyendo de la muerte, sabiendo que así se la abrimos a Jesús. Lo triste para mí es que el Mediterráneo se está convirtiendo en un cementerio y esto no puede dejar insensibles a los cristianos, porque lo que a éstos dejamos de hacer, a Jesús se lo dejamos de hacer (Mateo, 25). Y sobre esto seremos juzgados”.

Tercera iglesia china demolida en lo que va de año

La iglesia católica Qianwang, en la provincia china de Shandong, se ha convertido en la tercera iglesia en la Diócesis de Jinan demolida por las autoridades locales este año. Según los informes, la demolición está vinculada a un plan de desarrollo local para una nueva zona residencial y una estación de ferrocarril. Se han llevado a cabo conversaciones con la Oficina local de Asuntos Religiosos para la reubicación de la iglesia, pero no hubo acuerdos sobre un nuevo lugar para reubicarla.

A principios de este año, hubo una represión generalizada contra edificios de iglesias por parte del gobierno, algunos edificios fueron destruidos y de otros derribaron sus cruces. Además, las reformas del gobierno chino incluyen la norma de que se coloquen letreros fuera de las iglesias para evitar el ingreso de menores.

Noticias relacionadas
Actualizado
16/08/2018
Compartir