Cardenal Suárez Inda: “No a la amnistía indiscriminada”

El arzobispo emérito de Morelia advirtió que aunque Dios perdona todo, las leyes humanas se deben cumplir, y para eso hay centros de reclusión

La Iglesia católica mexicana se hizo presente en el segundo de varios ‘Foros de Escucha para Trazar la Ruta de Pacificación del País y la Reconciliación Nacional’, convocados por el presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, en el que participaron el arzobispo de Morelia, Carlos Garfias Merlos, y el cardenal Alberto Suárez Inda, arzobispo emérito de esa arquidiócesis. En este marco, ambos obispos se refirieron principalmente a la amnistía que ha propuesto el próximo Jefe del Ejecutivo Federal como una medida para alcanzar la paz, lo que ha desatado una gran polémica en el país.

Leyes divinas, leyes humanas

Previo a la inauguración de este segundo foro, que se llevó a cabo en la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, bajo el título: “Escucha Morelia”, el cardenal Alberto Suárez Inda consideró que la amnistía y el perdón no se deben dar de manera indiscriminada, sino que es necesario el arrepentimiento, y para una corrección –dijo– hay centros de readaptación social. “Por eso hay que entender qué es la amnistía y quiénes la merecen o a quiénes se les puede otorgar”.

El Arzobispo Emérito de Morelia agregó que, desde la fe cristiana, el perdón es para todos, pues Dios todo lo perdona, pero desde las leyes humanas se debe analizar caso por caso, y aplicar a los delincuentes los correctivos necesarios, incluyendo la cárcel.

Ante las críticas que han recibido estos foros, cuyo objetivo es escuchar las diferentes voces de la sociedad para definir una estrategia que logre alcanzar la paz en país, Suárez Inda llamó a la sociedad a otorgarles el beneficio de la duda: “No hay que descalificar por anticipado, no sabemos ni cómo van a funcionar; no sean pesimistas, es una oportunidad”, dijo.

Todos somos corresponsables

El cardenal mexicano también consideró que éste es un momento importante para que la Iglesia católica exponga su punto de vista y participe de manera activa en la solución de los problemas que enfrenta la sociedad mexicana, de los cuales –agregó– todos somos un poco corresponsables, en la medida en que no cumplimos con nuestros deberes; otros son conscientemente malvados, y por eso ya son tiempos en los que nuestra obligación, como Iglesia católica, es la de comprometernos y no ser meros espectadores, sino tener un compromiso y ser responsables con nuestros actos”.

Por su parte, el arzobispo de Morelia y responsable de la Dimensión de Justicia, Paz y Reconciliación en la Conferencia del Episcopado México, Carlos Garfias Merlos, consideró que la paz y la reconciliación no pueden ser sólo un “borrón y cuenta nueva”; y tras ratificar su respaldo al Estado laico, recordó que esto no significa que la Iglesia deba guardar silencio ni automarginación frente al clima de violencia e inseguridad que se vive en el país.

Los foros por la pacificación y reconciliación iniciaron el pasado 7 de agosto en Ciudad Juárez, Chihuahua, y concluirán el próximo 24 de octubre en la Ciudad de México. También se llevarán a cabo en Gómez Palacio, La Laguna, en Coahuila y Durango; Cuernavaca, Morelos; Acapulco, Guerrero; Nezahualcóyotl, Estado de México; Monterrey, Nuevo León; Saltillo, Coahuila; Tlaxcala; Guadalajara, Jalisco; Oaxaca, y en Villahermosa, Tabasco, entre otras ciudades.

Noticias relacionadas
Actualizado
15/08/2018
Compartir