Organizaciones mexicanas se congratulan por el rechazo al aborto en Argentina

Piden a la sociedad civil continuar los esfuerzos de la “ola celeste” para evitar que se vuelva a poner a discusión la iniciativa tras los próximos comicios en ese país

Más de mil 200 instituciones de la sociedad civil mexicana, agrupadas en la organización Red Familia, se congratularon con la resolución del Senado argentino, que ayer en la madrugada rechazó por 38 votos contra 31 un proyecto de ley enviado por la Cámara de Diputados, que pretendía despenalizar el aborto en ese país.

A través de un comunicado, Mario Romo, presidente de Red Familia en México, señaló que prohibir el aborto es un “verdadero avance en la sociedad”, e hizo un llamado a continuar los esfuerzos de la “ola celeste” para evitar que se vuelva a poner a discusión la iniciativa tras los próximos comicios de Argentina; “no debemos permitir que se atente contra la vida del más vulnerable, del recién concebido”, añadió.

Aseguró que el rechazo a la iniciativa de ley para legalizar el aborto en Argentina es “una extraordinaria noticia, pues ganó el derecho de vivir de toda persona sin discriminación en todas las etapas de su vida. Hoy Argentina le ha dado un ejemplo al mundo entero de que, cuando se habla de que toda vida vale, incluye desde la concepción, porque ahí ya hay vida, y nadie tiene derecho a interrumpirla”.

Para el líder provida, “Argentina ha sido una nación pionera en la aprobación de muchas leyes, y este jueves lo ha demostrado una vez más, protegiendo la vida desde la concepción, y todos los países debemos seguir el ejemplo, incluyendo a la Ciudad de México, donde el aborto debe ser prohibido, acto que no demostrará retroceso, sino que es retomar el camino hacia un verdadero avance de la sociedad”, dijo Mario Romo.

Ganaron los argumentos

El presidente nacional de Red Familia replicó algunos de argumentos que varios senadores argentinos esgrimieron durante la sesión: “muchos aseguran que un feto, antes de las 12 semanas de concepción, no siente porque no tiene aún corteza cerebral, pero a partir de la concepción, el cigoto humano, ya tiene autonomía biológica que le confiere su material genético, evoluciona y se desarrolla en dependencia del medio que le da sustento y soporte: el cuerpo de su madre. Con esto se demuestra que el bebé no es parte del cuerpo de la madre, por ello las mujeres tampoco pueden abortarlo con el argumento de que ellas deciden sobre su cuerpo”.

Aseguró que, aun sin corteza cerebral ni sistema nervioso, el recién concebido ya tiene la capacidad de sentir: “la comunicación con la madre gestante se produce desde el primer día, mediante señales hormonales a las que el organismo que lo gesta responde aportando las condiciones para el desarrollo del feto”.

Red Familia ayuda en México a más de un millón de familias anualmente. Desde hace 18 años vincula e impulsa el trabajo de la sociedad civil a favor del fortalecimiento y promoción de la familia, sumada a un diálogo propositivo para mejorar el bienestar de la sociedad mexicana, convencidos de que la familia es la solución a los principales problemas que afectan a México y el mundo.

Noticias relacionadas
Actualizado
10/08/2018
Compartir