Ante el asesinato de líderes sociales en Colombia, el director de Cáritas hace un llamado a “desmontar las etiquetas”

  • Héctor Fabio Henao, quien también preside la Comité Nacional de la Comisión de Paz, señala que la sociedad colombiana tiene un desafío muy grande frente a los acuerdos de paz
  • El trabajo de los líderes “es un apostolado”, subrayó, denunciando el mal profundo que ocasionan los ataques contra su vida: “Ellos son la presencia cercana del Estado en las comunidades”

La masacre ocurrida hace ocho días en la tarde del lunes 30 de julio en El Tarra, una zona del departamento de Norte de Santander, al nor-oriente del país, que se saldó nueve personas asesinadas –incluyendo un líder social– y dos heridas, ha encendido las alarmas de varios los sectores de la sociedad, en especial, de la Iglesia.

Así lo hizo saber el director del Secretariado Nacional de Pastoral Social, Héctor Fabio Henao, quien también preside el Comité Nacional de la Comisión de Paz, Reconciliación y Convivencia, en entrevista para el programa #LideraLaVida, del canal Caracol, donde presentó algunas claves para entender la posición de la Iglesia colombiana frente a los asesinatos de líderes sociales, los acuerdos de paz y el futuro político del país. 

Recientemente en un encuentro con consejeros de paz, en el que también estuvo el presidente de la república saliente, Juan Manuel Santos, monseñor Henao manifestó que “la construcción de la paz es una obra artesanal”, en clara alusión al compromiso que todos los sectores asumieron tras  la firma de los acuerdos de paz.

Reconstruir el sentido de humanidad

El asesinato de líderes sociales se ha recrudecido en los últimos meses, generando con ello un clima de incertidumbre y zozobra. Cifras de Defensoría de la Nación revelan que entre el 1º de enero de 2016 y el 30 de junio de este año, 311 líderes han caído a manos de la violencia. Es por ello que el presbítero defiende que reconstruir el sentido de humanidad es uno de los desafíos más grandes de Colombia, sobre todo luego de lo vivido con los acuerdos de paz.

“Es un llamado a tener sentido de humanidad, una sociedad cuando pasa por un conflicto, cuando pasa por confrontaciones, tiende a perder el sentido de humanidad, la sensibilidad, la capacidad de entrar en el sufrimiento de los demás se va reduciendo y se convierte en una cotidianidad”, advirtió el líder religioso.

Un segundo aspecto importante es la solidaridad. A su juicio, “si bien los colombianos han realizado esfuerzos en este sentido, falta más capacidad de solidaridad, expresarlo de múltiples maneras, que se sienta realmente –como pueblo, Nación– el impacto de los asesinatos de nuestros líderes, que en realidad son personas muy claves en la construcción de cualquier sociedad”.

Superar la estigmatización

En medio de polarización política que vivido el país, algunos sectores han intentado asociar estos crímenes con ajuste de cuentas, hampa común y venganzas de grupos irregulares disidentes. Sin embargo, más allá de esos apelativos, Henao hace un llamado a superar las etiquetas: “debemos desmontar ese título que le dimos, y pensar que detrás hay un rostro, hay un ser humano, una persona, eso nos ayuda a desarmarnos”.

Por otra parte, el director de la Cáritas colombiana estima que son “formas muy cobardes de asumir las relaciones con los demás, cuando pretendemos que etiquetando se resuelven los grandes problemas”, especialmente cuando se usan las redes sociales para tal fin.

En defensa de los líderes sociales, fue tajante al asegurar que  esos líderes “tienen una responsabilidad y han asumido de una forma muy generosa hacer que sus comunidades estén mejor”, porque de su accionar “depende en gran parte la dinámica permanente de construcción de alternativas de vida para la gente más pobre y más necesitada, y es ahí donde tiene que ponerse la mirada para protegerlos”.

El trabajo del líder “es un apostolado”

Al ser consultado sobre el  trabajo de los líderes no dudó en ratificar que “es un apostolado, es una forma de entrega de la vida que se hace sin condiciones”, agregando que se trata de personas muy humildes, como lo ha comprovado en sus visitas a zonas de conflicto, donde ha conversado con ellos y ha escuchado sus pesares.

“En los asesinatos que ha habido, hay un número importante de líderes de acciones comunales, es un sector que ha estado muy golpeado”, lamenta Henao, al tiempo que asegura que “ellos son la presencia cercana a la comunidad, atacarlos le hace un mal profundo al Estado, porque ellos son la presencia cercana del Estado en las comunidades, y el Estado no es solo el gobierno, el estado somos todos”.

Frente a los acuerdos de paz entre el Gobierno y las FARC, uno de los temas más polémicos tiene que ver con la recuperación de los territorios donde la guerra tuvo un impacto. 

Recuperar territorios y garantizar protección

“Hemos tenido algunos ejercicios, pero sabemos que la presencia del Estado está lejos de ser plena en los territorios donde estuvo las FARC”, señala Henao, sin dejar de acentuar la necesidad de dar protección y garantía a las comunidades. Precisamente, por la ausencia del Estado en los territorios sucede “lo que estamos viviendo en los casos de los líderes sociales”, pero ambas cosas van de la mano: recuperar territorios y dar protección. 

También urge una pedagogía más decisiva del Estado con quienes tienen la responsabilidad de brindar protección, señalando que “la normatividad hay que bajarla a los territorios, para que la conozcan, la sepan aplicar, conozcan mejor las rutas que se han diseñado, [pues] se han creado muchos mecanismos”.

“Hay que insistir en crear confianza entre esos actores locales y las autoridades y seguir construyendo puentes a través del diálogo, a pesar de lo que vivimos como la corrupción y otras tantas cosas”, insiste el presidente del Comité Nacional de la Comisión de Paz.

El futuro de los diálogos con el ELN

Tras el anuncio del gobierno saliente de que no ha habido cese al fuego con la guerrilla del ELN, y de cara a la llegada del gobierno de Iván Duque Márquez, mañana 7 de agosto, Henao afirma que la noticia deja muchas inquietudes, pero “aquí hay que seguir trabajando para que se resuelvan las situaciones humanitarias y se consiga un nuevo clima de convivencia, y dependerá del nuevo gobierno y del ELN continuar el diálogo”.

Henao, quien desde los años 90 se ha destacado por su compromiso con la paz de Colombia, manifiesta su confianza y esperanza frente a la resolución del conflicto con el ELN. Se van a encontrar las sendas que “conduzcan a poner fin a esta confrontación que ha durado tanto tiempo”, concluye.

Noticias relacionadas
Actualizado
06/08/2018
Compartir