Nicaragua se moviliza en apoyo de sus obispos

  • Una multitudinaria manifestación reivindica a la Conferencia Episcopal como “único canal” para el Diálogo
  • Representantes de la Iglesia volvieron a pedir al pueblo en Managua “no dejarse tentar por la violencia”

Manifestación en apoyo de los obispos de Nicaragua

Gritos de “obispo amigo, el pueblo está contigo” y “cuál es el único canal, la Conferencia Episcopal”, acompañaron este sábado 28 de julio la multitudinaria manifestación que recorrió las calles de Managua en apoyo a la Iglesia católica nicaragüense y sus pastores, víctimas de las agresiones físicas y verbales de civiles paramilitares y afines al Gobierno de Daniel Ortega, mientras defendían a cuantos se refugiaban en los templos durante las protestas de los últimos tres meses.

La marcha –que se produce apenas diez días después de que el propio mandatario descalificara el papel de los prelados como mediadores en el Diálogo Nacional, tildándolos de “golpistas”– se inició a las diez de la mañana y concluyó tres horas después en el atrio de la catedral de Managua, donde un miembro de la Coalición Universitaria, integrante de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, quiso destacar la labor de “obispos y sacerdotes, que no han escatimado ni siquiera en su seguridad personal para acompañar al pueblo de Nicaragua en este momento de dolor”. “Cumpliendo con su misión, se han puesto al lado del que sufre y del necesitado, teniendo en todo momento un pensamiento y una reflexión lúcida para discernir el bien y el mal en este momento de crisis, sin pensar en ustedes mismos sino en el pueblo de Nicaragua”, añadió en el manifiesto leído para la ocasión.

Agradecidos por la cercanía y el respaldo

En nombre del cardenal Leopoldo José Brenes, arzobispo de Managua, y en el de todos los sacerdotes, el responsable de la Pastoral de Laicos de la arquidiócesis, Carlos Avilés, agradeció la cercanía y el respaldo de los manifestantes, aunque “el llamado es a no dejarse tentar por la violencia, a conservar las actitudes propias del cristiano como pacifista radical”, recordó a la multitud congregada. “La Iglesia –añadió– siempre va a ser una opción por el diálogo, para solucionar los problemas, con uso de razón y no con uso de violencia. La Iglesia, aunque sale maltrecha, aunque la critiquen, siempre hará opción por el diálogo”.

El rector de la catedral, el sacerdote Luis Alberto Herrera, por su parte, recordó que “la iniciativa de hacer esta peregrinación en apoyo a nuestros obispos fue de los laicos, que deberían estar más metidos en las cosas políticas y sociales, porque corresponde a ellos transformarla desde su ser laico”. Y, al acoger en el templo el final de la marcha, exclamó: “Aquí el refrán se cumple, amor con amor se paga. Los obispos por amor al pueblo han salido a dar la cara, a salvar vidas, a refugiar al que se ve en peligro y pide ser acogido en su templo, en su catedral, y la gente ha respondido con ese mismo amor”.

Mientras todo esto sucedía, también los sandinistas tomaron las calles de la capital en apoyo del presidente. Funcionarios, miembros de la Policía Nacional y simpatizantes del Gobierno recorrieron unos cinco kilómetros –desde las afueras de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua hasta la rotonda Hugo Chávez– para manifestar su rechazo a los “golpistas” y secundar el “proceso revolucionario encabezado por el comandante Daniel Ortega”.

Noticias relacionadas
Actualizado
29/07/2018
Compartir