El ‘santo’, primer robot católico contemporáneo

El profesor Gabriele Trovato, creador del primer robot católico contemporáneo

La robótica ha llegado también al arte sacro. El “primer robot católico” contemporáneo, como lo presenta su creador, Gabriele Trovato, profesor italiano de la Universidad de Waseda en Tokio (Japón), es una estatuilla colocada dentro de una hornacina que, cuando se activa, pregunta a quien tiene delante: “¿Cómo te llamas, hijo mío?”. Inicia así su conversación, en la que cuenta la biografía del santo del día, responde a cuestiones de interés teológico e incluso ofrece consejo utilizando citas de los Padres de la Iglesia o de santos contemporáneos significativos. También puede enseñar el catecismo a los niños y acompañar el rezo del rosario o de otras plegarias.

“El robot está pensado para hacer compañía a los ancianos durante su oración, sobre todo a las personas mayores que viven solas y tienen dificultades para ir a la iglesia”, explica Trovato, que ha desarrollado su proyecto con el apoyo y la financiación de la Pontificia Universidad Católica del Perú. Ante la falta aún de un nombre comercial definitivo, en Lima se ha bautizado oficiosamente al robot como el ‘santo’, que responde además al acrónimo en inglés Sanctified Theomorphic Operator.

Concepto ‘teomórfico’

“Muchas personas religiosas encuentran consuelo en las estampas y los iconos sagrados. El ‘santo’ forma parte de estos iconos, pero, al ser interactivo, hace compañía durante la oración y ofrece información proveniente de la Biblia y de otros documentos católicos”. Al recordar su aspecto al de las estatuillas de santos, el robot resulta atractivo para los ancianos, que desconfían de objetos considerados por ellos como demasiado tecnológicos.

Trovato explica que el ‘santo’ es fruto de un concepto de robot “teomórfico”, es decir, inspirado en la religión. “No se trata de un ‘robot para la religión’, como podría ser el uso de un humanoide en la iglesia en lugar de un sacerdote.

Lea más:
Actualizado
28/07/2018
Compartir