Un documental recoge el martirio de las agustinas misioneras Cari y Esther

  • Las religiosas fallecieron asesinadas a tiros en Argel, en 1994, cuando se dirigían a una eucaristía
  • El reportaje cuenta con entrevistas en primera persona de religiosos que relatan la tragedia

 

‘Cari y Esther: Mártires de la Vida’ es el documental que la Orden de Agustinos Recoletos ha editado con motivo de la beatificación de las dos misioneras españolas. Superiores generales y religiosos agustinianos cuentan en primera persona cómo vivieron el asesinato de Caridad Álvarez y Esther Paniagua y qué supone su testimonio para tanto para la familia agustiniana como para la Iglesia.

El vídeo cuenta con imágenes inéditas de las dos misioneras, así como de la casa de Bab-el-Loued, donde vivían. El testimonio de María Jesús Rodríguez, superiora provincial de la Provincia San Agustín de las Agustinas Misioneras, es especialmente significativo ya que ella acompañaba a Cari y Esther desde la comunidad en la que vivían, hasta la capilla a la que acudían a la eucaristía, en cuya puerta fueron abatidas a tiros.

“Íbamos en parejas, como recomendaba la embajada. Cuando ya estábamos a escasamente 100 metros (…) oímos dos disparos. Yo me quedé sobresaltada (…). Nos sorprendió que la gente desde las terrazas nos decía ‘hermanas, regresen a casa’ (…). Cuando entramos en el complejo de la iglesia, oímos llorar. Pedí que nos dieran algo para ver por encima de la tapia. No veía nada pero sí lo suficiente para escuchar el llanto, para gritar qué pasaba y para escuchar solamente dos nombres: Cari y Esther”, cuenta María Jesús.

Sin fecha para la beatificación

Los priores generales de la Orden de San Agustín y la Orden de Agustinos Recoletos, Alejandro Moral y Miguel Miró, destacan la importancia que ha tenido el testimonio, la muerte y la beatificación de las dos monjas. “Para la familia agustiniana es muy importante porque son dos hermanas que, viviendo nuestra espiritualidad, puedan llegar a ser beatas”, dice Moral.

El papa Francisco aprobó el 27 de enero el decreto de beatificación de las dos religiosas, asesinadas el 23 de octubre de 1994 en Argel. El Santo Padre reconoció el martirio de los 19 religiosos y religiosas cristianas que murieron durante la guerra civil argelina. Las congregaciones han pedido que sean todos beatificados a la vez en Argel, pero todavía no hay confirmación del lugar ni de fecha.

Noticias relacionadas
Actualizado
26/07/2018
Compartir