El Nuncio Apostólico en México entrará nuevamente a quirófano

Se encomienda a la Virgen de Guadalupe, y pide las oraciones del pueblo mexicano para su pronta recuperación

El próximo lunes 23 de julio, el nuncio apostólico en México, Franco Coppola, será intervenido quirúrgicamente en Roma, como consecuencia del accidente automovilístico que sufrió a principios de año en esa ciudad, mismo que le provocó fracturas múltiples en el pie derecho y cinco costillas rotas.

El representante diplomático del papa Francisco en nuestro país explicó esta madrugada en su cuenta de la red social Facebook, que se trata de una segunda intervención para “resolver las consecuencias del accidente automovilístico” de febrero pasado, por lo que pidió las oraciones del pueblo mexicano “para que todo salga bien”, y pueda pronto regresar a la misión que le ha sido encomendada.

Tras detallar que la operación está programada a las 13:00 horas, tiempo de Roma, Franco Coppola, añadió: “Me pongo bajo la mirada de nuestra Madre y confío en sus oraciones”.

El accidente

Tal como informó Vida Nueva en su momento, el accidente automovilístico ocurrió el 10 de febrero, cuando el Nuncio Apostólico regresaba de visitar a una familia de amigos en la Ciudad Eterna.

Debido a lo aparatoso del percance, el Nuncio atribuyó haber salvado la vida a la intercesión de la Virgen de la Confianza –cuya fiesta se celebraba ese día–, y a la Morenita del Tepeyac. Esas dos advocaciones –dijo– “hicieron que ahora pueda estar aquí para contarles lo que me ha pasado”.

Desde entonces, el diplomático ha estado en constante revisión médica, hasta el próximo lunes, cuando nuevamente acuda al quirófano.

Noticias relacionadas
Actualizado
21/07/2018
Compartir