El CELAM se solidariza con el pueblo nicaragüense y sus pastores

  • El episcopado latinoamericano califica de “dolorosa y dramática” la situación que vive el país centroamericano, y exhorta a sus obispos a continuar siendo “la voz de quien no tiene voz”
  • El organismo eclesial ha convocado a las comunidades creyentes en América Latina y el Caribe a una gran jornada de oración por el pueblo de Nicaragua en las celebraciones dominicales este 22 de julio

“Ante la dramática y dolorosa crisis social y política” en Nicaragua, el Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM) fijó su posición a través de un comunicado firmado por su presidente, el cardenal colombiano Rubén Salazar, arzobispo de Bogotá, y su secretario general, el mexicano Juan Espinoza, obispo auxiliar de Morelia, en el que expresan su “cercanía y solidaridad con el pueblo el pueblo nicaragüense y con sus pastores”.

De este modo, los obispos del CELAM no solo reconocen a sus homólogos centroamericanos como “profetas de justicia”, sino que los exhortan a seguir acompañando a los más vulnerables con las palabras de Isaías: “Consuelen, consuelen a mi pueblo”.

Portadores de esperanza

“Les alentamos a seguir siendo defensores de los derechos humanos y portadores de la esperanza”, señalan los representantes del episcopado latinoamericano, animando a la Iglesia a “encontrar caminos de diálogo e instaurar la justicia y la paz”, teniendo presente especialmente a aquellos que “se sienten desconsolados por la muerte y la violencia” a raíz  de la represión desatada en los últimos meses. 

En clave profética, el CELAM pide a la Iglesia de Nicaragua, citando la carta a los Romanos, no dejarse vencer por el mal, “al contrario, vence con el bien el mal”. Asimismo invita “a no cerrar los oídos ante el clamor y sufrimiento de nuestros pueblos y a continuar siendo los líderes valerosos por medio de los cuales Dios se hace presente y guía la historia de su pueblo”.

La voz de los que no tienen voz

Aunque en los últimos días, obispos y sacerdotes han sido objeto de ataques por parte de militares, paramilitares y grupos paramilitares afectos al gobierno de Daniel Ortega, el CELAM les ha encomendado seguir respondiendo al llamado de “ser la voz de quien no tiene voz, para hacer valer sus derechos”.

Por otra parte, el episcopado latinoamericano ha convocado a una jornada de oración el próximo domingo 22 de julio: “Es nuestro deseo y pedimos en todas nuestras celebraciones, en todas las comunidades creyentes de todos nuestros países, se eleve una oración especial por el pueblo de Nicaragua”, concluye el comunicado.

Noticias relacionadas
Actualizado
21/07/2018
Compartir