Más de 550 teólogos brasileños se pronuncian en defensa de los derechos fundamentales de los ciudadanos

  • La SOTER denuncia “el proceso inicuo de deconstrucción de la frágil democracia” en la actual coyuntura del país
  • “No nos podemos callar, mucho menos como personas de fe que apuestan su vida por la justicia, la democracia y la dignidad humana”, han afirmado la principal asociación de teólogos y científicos de la religión al concluir su congreso anual

Cada año la Sociedad de Teología y Ciencias de la Religión (SOTER) de Brasil realiza en el mes de julio su congreso internacional, una auténtica convención que reúne a la “masa crítica” de los intelectuales y estudiosos de las expresiones religiosas, teólogos y científicos vinculados, en su mayoría a procesos pastorales y a la docencia universitaria.

La 31ª edición del congreso de la SOTER que tuvo lugar en Belo Horizonte, del 10 al 13 de julio, a la luz de la temática “Religión, ética y política”, pasará a la historia por el pronunciamiento profético de sus más de 550 participantes frente a la coyuntura brasileña, considerada “de la mayor gravedad”, cuando “no existe plena garantía de los derechos fundamentales contenidos en la Constitución Federal de 1998”.

Deconstrucción de la democracia

En la carta-manifiesto, dada a conocer esta semana –con amplia divulgación en las redes sociales– y dirigida a la ciudadanía brasileña, se lamenta “el proceso inicuo de deconstrucción de la frágil democracia que venimos construyendo duramente después de más de 20 años de dictadura militar”, en un tiempo en el que se aprecia “un claro intento, en curso, de romper con el Estado democrático de derecho”.

No nos podemos callar, mucho menos como personas de fe que apuestan su vida por la coherencia en la lucha por la justicia, por la democracia y por la dignidad humana”, expresan los teólogos de la SOTER al denunciar “la precarización de las conquistas sociales y de los derechos de los trabajadores, el recrudecimiento de distintas formas de violencia que afectan particularmente a los más pobres y vulnerables, los pueblos indígenas, los quilombolas y las poblaciones tradicionales, además de la violencia creciente con los movimientos sociales y sus líderes”.

Crece la intolerancia religiosa

Ni el aumento del feminicidio y la impunidad, ni el irrespeto de los derechos humanos, son situaciones ajenas a los teólogos y a los científicos de la religión de Brasil, como tampoco lo es “la ola de intolerancia religiosa y diseminación del odio social en los medios abiertos y en las redes sociales”, que ha disparado los crímenes contra personas que ya llega a “cifras inéditas en este país”.

Frente a estas realidades, además, la SOTER manifiesta que es “un equívoco la militarización del combate al crimen organizado y la imposición del orden social por la fuerza”, so pretexto de recuperar la seguridad, asunto que viene siendo ampliamente debatido de cara al detrimento de la libertad.

Reconocimiento a Carlos Mesters

Retomar el camino de la democracia y de la paz social representa una prioridad inaplazable para los miembros de la SOTER, en cabeza de sus directivas Cesar Kuzma, Maria Clara Bingemer, Paulo Fernando C. de Andrade, Solange do Carmo y Alex Villas Boas Mariano, que este año otorgaron el premio SOTER “João Batista Libânio” al biblista carmelita Carlos Mesters, autor de más de 100 obras que han permitido que la Palabra de Dios se torne accesible, próxima y profética (ver foto abajo).

Directivas de la SOTER con Carlos Mesters (tercero de izquierda a derecha) / PUC Minas

Las temáticas abordadas durante el Congreso Internacional, que contó con el testimonio de la escritora Paula Chiziane, de Mozambique, y con la intervención de Leonardo Boff, entre otros, se situaron de cara a la coyuntura nacional, “en un momento en el que el país vive tal vez su más grave crisis social, política, económica, ambiental y moral”.

De ahí que el llamado de la SOTER a “levantar la voz en defensa de los derechos y las garantías fundamentales”, se traduce en una invitación a la organización y la creatividad para encontrar los caminos de “rescate de la democracia participativa y transformadora, única forma para evicar el caos social, el abuso del poder establecido y la violencia sin tregua”.

Fotos: Observatório da Evangelização / PUC Minas

Noticias relacionadas
Actualizado
20/07/2018
Compartir