El capellán de una universidad escocesa, expulsado por criticar el día del orgullo gay

Celebración de la semana del orgullo gay en Brasil 24 junio 2017

El capellán católico de la Glasgow Caledonian University ha sido expulsado de la misma después de organizar oraciones de reparación por el desfile del orgullo gay. El padre Morris convocó en su parroquia del Inmaculado Corazón de María un “rosario en reparación por la grave ofensa a Dios que es el ‘Glasgow pride'”. Este desfile cuenta con 5.000 participantes, siendo el más grande de Escocia, y hubo alrededor de 50.000 espectadores.

Tras oír la noticia, la universidad anunció en un comunicado que el personal estaba “extremadamente decepcionado“, anunciando en el mismo documento que el presbítero no regresará en septiembre como capellán del centro. La rectora Pamela Gillies añadió que “las opiniones del implicado son antitéticas de las de la universidad, que es completamente inclusiva. Respetamos y apoyamos activamente la igualdad y la diversidad, y eso incluye presencia oficial en los dos últimos desfiles del ‘Glasgow Pride'”.

Un portavoz del arzobispado ha declarado en CRUX que “está al corriente de la situación y bajo petición de la universidad proveerán un nuevo capellán“. Sin embargo también ha señalado que el rezo del rosario “fue una oración parroquial desligada de las actividades de capellán del padre Morris”. Por su parte, los estudiantes católicos del centro han emitido otro comunicado pidiendo a la junta que readmita al sacerdote, expresando su “completo apoyo y solidaridad con el padre Morris en estos momentos”.

Los sirio-católicos también tienen su JMJ

Desde el martes 17 hasta el próximo domingo 22 de julio se está desarrollando un evento muy especial en Oriente Medio. Se trata del primer encuentro internacional de jóvenes sirio-católicos, celebrado en el Monasterio de Nuestra Señora de la Luz del Líbano bajo el lema ‘Venid y veréis’. Hasta allí se han desplazado 450 jóvenes de entre 18 y 35 años de edad procedentes de 18 países, una cifra nada desdeñable teniendo en cuenta que los fieles de esta Iglesia oriental viven en su mayoría en naciones en guerra o dificultades, como son Siria o Irak.

El patriarca sirio-católico Ignace Youssif III Younan explica en declaraciones a FIDES que el encuentro “fue pensado como una oportunidad para jóvenes sirio-católicos de todo el mundo de compartir la esperanza de una renovación de la comunidad cristiana en el Espíritu Santo“. Además afirma que es un evento propicio para “revivir el rico patrimonio, lengua y civilización siríacos” especialmente entre los jóvenes, quienes corren un mayor riesgo de abandonar paulatinamente las tradiciones. Y en un momento propicio, ya que cada vez queda menos para el Sínodo de los Jóvenes, del que uno de los presidentes delegados será otro patriarca oriental, el de Babilonia, Louis Raphael Sako.

Este primer encuentro cuenta con excursiones y actividades de ocio, pero también con celebraciones litúrgicas –las propias de la tradición sirio-católica– y testimonios, algo especialmente significativo teniendo en cuenta la situación de esta Iglesia, que por su condición geográfica es de las que más sufre las persecuciones de cristianos, así como la emigración masiva intentando escapar de un conflicto detrás de otro.

Duterte deportará a la monja australiana que le incomoda

La monja australiana de 71 años Patricia Fox, perteneciente a la Congregación de Nuestra Señora de Sión, será expulsada de Filipinas, donde lleva a cabo labores humanitarias y misioneras, por apoyar manifestaciones en contra del Gobierno de Duterte y sus métodos en la guerra contra las drogas. La hermana Fox ya fue detenida en abril por orden expresa del presidente Duterte, quien llegó a pedir que no la dejaran entrar en el país porque “esa monja no tiene vergüenza”.

Fuentes de la Oficina de Inmigración han explicado en CBCP que la religiosa –que lleva 27 años ejerciendo su labor en Filipinas– “ha violado los términos de su visado de misionera” y lleva en su lista de vigilancia varios años “y solamente saldrá de ella cuando sea deportada”. Añaden que permitir a una extranjera protestar contra el gobierno “abriría la puerta a cientos de extranjeros a criticar abiertamente al gobierno en estas manifestaciones en detrimento de la paz y el orden público”.

Es por ello que sugieren que “verdaderamente hay otras formas de criticar la gestión que no requieren salir a la calle en protestas normalmente llenas de incidentes“. En cuanto a la hermana Fox, reconoce estar decepcionada, pero se muestra optimista al decir “veremos lo que podemos hacer al respecto“. Por ahora está en un congreso sobre Nueva Evangelización organizado por el cardenal Luis Antonio Tagle.

Noticias relacionadas
Actualizado
20/07/2018
Compartir