En Santiago piden la salida del Cardenal Ezzati

  • Manifestantes en el Santuario de Maipú durante la celebración de la Virgen del Carmen le acusan como encubridor de abusadores
  • El cardenal reconoce que la Iglesia debe modificar los protocolos de actuación contra la pederastia

“Es un arzobispo que está tan cuestionado, con pérdida de tanta autoridad, que no puede prolongar su estadía al mando de una diócesis que tiene seis millones de personas”, dijo Juan Carlos Claret, vocero del movimiento Laicos de Osorno, en el santuario nacional de Maipú durante la celebración de la Virgen del Carmen, declarada reina y patrona de Chile, que presidió el arzobispo de Santiago, cardenal Ricardo Ezzati.

En su homilía Ezzati expresó que “la Virgen hoy está a los pies de nuestra cruz, indicándonos a su hijo para que nuestra vida de hombres y mujeres pecadores se convierta en una vida de hijos, miembros del pueblo santo de Dios. María está junto a los pies de nuestra cruz, junto a nuestros dolores, para decirnos que la resurrección viene siempre después del Viernes Santo”, dijo.

Más adelante pidió que a María caminar junto al pueblo de Chile “para que podamos levantarnos, para que podamos recobrar la esperanza, para que podamos de verdad construir la fraternidad. Ven a caminar con tu Iglesia que quiere ser una Iglesia más santa, mas purificada, y más acogedora, justa y arrepentida por tus faltas, ven a caminar con nuestro pueblo”.

Otra iglesia es posible

En el interior del templo varios lienzos desplegados por integrantes de la Red Laical de Chile, continuadora del movimiento de laicos de Osorno que se ha extendido por todo el país, denunciaban a Ezzati como encubridor de abusos. En uno de esos lienzos cercano al altar se leía “No nos robarán la esperanza, otra Iglesia es posible”. Durante su homilía el cardenal aludió a su texto: “María nos viene a alentar, a decir, -como lo dice el cartel que nos han traído nuestros hermanos y hermanas- que es posible una Iglesia más santa, más fiel a Jesucristo, en la medida que cada uno de nosotros se convierte a Él”.

Al término de la Misa, Osvaldo Aravena, otro manifestante señaló que “la esperanza es esencial del cristiano. Por eso estamos acá con respeto, pero manifestándonos con las pancartas, diciendo que no queremos más abusos, no queremos más encubrimiento, tenemos fe de que otra Iglesia es posible”.

Una reciente denuncia dada a conocer por los padres de la víctima acusan al rector del Seminario menor de Concepción de abuso sexual hace más de 10 años. El arzobispo Ezzati, entonces a cargo de esa arquidiócesis, recibió la denuncia y se refirió a ella en otra ocasión. Sin embargo, no ha habido medidas de protección a otras víctimas ni de sanción al acusado. Como ésta, otras acusaciones también habrían sido conocidas por el cardenal sin que se adopten medidas apropiadas posteriores.

Modificar protocolo de abusos

Al término de la celebración, consultado por la prensa, Ezzati se refirió al actual protocolo para enfrentar abusos en la Iglesia y dijo que debe ser modificado: “Estoy totalmente de acuerdo que debiese ser inmediatamente la justicia civil la que tome estos casos y los juzgue de acuerdo a la ley”, expresó.

De este modo el arzobispo señaló los pasos que se están dando para modificar el protocolo sobre abusos evitando mantener en secreto denuncias, bajo cualquier motivo. También podrían incluirse aquellas protegidas por el ‘secreto pontificio’ referidas a causas que estudia la Congregación para la Doctrina de la Fe.

El sucesor de Ezzati

Estos hechos aumentan las especulaciones en los medios de prensa respecto al sucesor del arzobispo de Santiago. Ezzati ya cumplió los 75 años por lo que está renunciado, además de haber dejado su cargo en manos del papa Francisco, como lo hicieron todos los obispos chilenos en mayo pasado, en Roma.

La reciente presencia del arzobispo de Concepción, Fernando Chomalí, en la Santa Sede, para participar en una sesión de la Pontificia Academia para la Vida, de la cual es miembro, y la difusión de una foto suya conversando distendidamente con el Papa la semana pasada, fortalecieron el pronóstico señalándolo como el sucesor de Ezzati.

También se ha mencionado al actual presidente de la Conferencia Episcopal y obispo castrense, Santiago Silva, y al arzobispo de La Serena, René Rebolledo, aunque ambos se presentan con menos posibilidades.

Con más fantasía, el diario La Tercera relaciona con esta sucesión al oficial de la Congregación para la Doctrina de la Fe que integró la misión pontificia junto al arzobispo Charles Scicluna, Jordi Bertomeu, cuando informa que ha iniciado un mes de retiro en España y deja la incógnita de si no será preparación para su consagración episcopal y destino a Chile.

Noticias relacionadas
Actualizado
18/07/2018
Compartir