Cardenal Maradiaga sobre Nicaragua: “Los dictadores no pueden seguir adelante”

El cardenal arzobispo de Tegucigalpa, Óscar Rodríguez Madariaga, criticó ayer, 15 de julio, en su homilía la situación que actualmente viven sus vecinos sureños, los nicaragüenses, según informa EFE. “Tarde o temprano los dictadores no pueden seguir adelante”. Estas fueron sus palabras, tras valorar el dramático balance de más de 350 muertos e incontables heridos y desaparecidos en enfrentamientos con policía y paramilitares. Algo a lo que se suman las recientes agresiones contra el obispo Silvio Báez y el nuncio del Papa, tratando de impedir su labor de mediadores.

“Lo más triste es que unos que lucharon contra una dictadura, actualmente son los dictadores”, dijo sobre el presidente Daniel Ortega, quien mucho antes de llegar al poder luchó activamente contra el régimen de la familia Somoza, calificado como una dictadura de facto. “No es justo que un pueblo tenga que sufrir por la ambición de algunos pocos que se resisten a dejar el poder porque han saqueado el poder”, concluyó Madariaga, no sin expresar su “solidaridad con los hermanos y hermanas que están sufriendo tanto en Nicaragua”.

El Papa podría visitar la tumba de Romero

José Luis Escobar Alas, arzobispo de San Salvador, afirma en Vatican Insider que “el papa Francisco está considerando venir a visitar la tumba de Monseñor Romero” –quien está enterrado en la catedral de la capital– así como Ciudad Barros, población natal del beato. “No tenemos ninguna fecha, ni siquiera la certeza de que vaya a venir, pero tenemos muchas esperanzas“, dijo Escobar, quien es consciente de la complicación que puede suponer, especialmente la visita a Ciudad Barrios, a 180 kilómetros de San Salvador por un camino que atraviesa multitud de pueblos.

Una hipótesis que se baraja es que Francisco haga escala en El Salvador antes o después de la JMJ de 2019, que llevará al Pontífice a la nación también mesoamericana de Panamá. Por ahora los salvadoreños se muestran confiados, aunque habrá que esperar hasta conocer la decisión del Papa.

Los cristianos vuelven a Irak

Casi 26.000 cristianos de Irak, en concreto de la ciudad de Qaraqosh, muchos de ellos niños con sus padres, han vuelto ya a sus casas –o al menos a sus ciudades– más de dos años después de que el Estado Islámico haya sido expulsado de la zona. Testigo de este regreso es el sacerdote católico-siríaco Georges Jahola, quien es parte de este programa de reubicación y reside actualmente en la ciudad, a la que retornan cristianos iraquíes hasta ahora mayoritariamente refugiados en Líbano y Turquía. Esta organización parte de un esfuerzo humanitario gigantesco, busca reparar las alrededor de 6.800 casas que aún son habitables de la ciudad, y por ahora ha reparado casi 2.500, todo gracias a organizaciones caritativas cristianas de Europa y América. “Estaríamos perdidos sin nuestros hermanos de Occidente”, afirma el padre Jahola.

Pero no todo son buenas noticias. Jahola afirma en Premier que aunque la reconstrucción de viviendas está atrayendo de vuelta a la mayoría cristiana de la ciudad, “el Gobierno iraquí tiene otras prioridades y muy poco dinero. Aquí nadie asoma la cabeza“. A estas críticas se suma el arzobispo ortodoxo Timotheos Moussa Al-Shamani, abad del monasterio de Matti, cerca de la zona, quien afirma que la comunidad internacional falla continuamente en sus promesas de ayuda. “No necesitamos palabras –dice–. No puedo ni contar la cantidad de embajadores y políticos occidentales con los que ya he hablado” sin que haya resultados reales. “Lo que necesitamos los cristianos en Iraq son acciones concretas”, sentencia.

Noticias relacionadas
Actualizado
16/07/2018
Compartir