Darío Monsalve: “Tenemos el deber de garantizar que no va a haber más discriminación ni explotación contra los pueblos afro”

  • La arquidiócesis de Cali acoge el XIV Encuentro de Pastoral Afro continental que, en esta oportunidad, asume el legado espiritual como fuerza transformadora de la realidad
  • En diálogo con Vida Nueva, su arzobispo subraya “el anhelo de libertad” de estas gentes

Desde este 15 de julio y hasta el próximo 19, la arquidiócesis de Cali (Colombia) recibe el XIV Encuentro de Pastoral Afroamericana y Caribeña (EPA). “Todo está debidamente preparado”, ha dicho su arzobispo, Darío Monsalve, en diálogo con Vida Nueva.

Bajo la premisa: “Ya no eres esclavo sino hijo, y si eres hijo también heredero”, el prelado explicó que el tema de este encuentro continental girará en torno a la espiritualidad cristiana, afroamericana y caribeña y su potencial como “fuerza transformadora de la realidad” –según reza el lema–, para ser una Iglesia en salida y con rostro propio.

“Desde este núcleo de espiritualidad, el mismo que animó a san Pedro Claver ante los esclavos negros traídos a Cartagena en el siglo XVII, o a santa Laura Montoya con la población negra de san José de Uré, en pleno siglo XX, será enfocada la espiritualidad de los pueblos negros en el XIV EPA continental”, agregó Monsalve.

Para esta edición del EPA continental se compuso una oración preparatoria que, de acuerdo con el Arzobispo de Cali, “recoge todos estos deseos de la Iglesia latinoamericana y caribeña de acompañar al pueblo afrodescendiente al encuentro con Jesucristo para que desde su identidad cultural viva el proyecto del Reino de Dios”.

El protagonismo de los pueblos afro

PREGUNTA.- ¿Cómo se ha preparado el XIV EPA?

RESPUESTA.- En la Arquidiócesis tenemos una buena organización de la pastoral de los pueblos negros, llamada también pastoral afrodescendiente. Tenemos un delegado arzobispal y un equipo de sacerdotes, la mayoría de ellos de origen africano, que acompañan parroquias en Cali, en la zona oriental de la ciudad, y sacerdotes de congregaciones religiosas.

En el marco de este encuentro le hemos dado importancia a cada núcleo poblacional, hemos promovido parroquias como la santa Josefina Bakhita, que es la patrona de África –angoleña–, ubicada en el sector del hormiguero en Cali, que recoge a estas poblaciones a orillas del río Cauca.

Por otra parte, un año antes hicimos el lanzamiento del XIV EPA y desde entonces hemos conformado un equipo grande para organizar este encuentro.

Una espiritualidad con anhelo de libertad

P.- Los pueblos afro han sufrido históricamente la exclusión. En este sentido, ¿qué acciones de incidencia promueve este encuentro?

R.- Fundamentalmente queremos dar a conocer la espiritualidad de los pueblos afro, que tienen características muy propias. Por eso queremos destacar, en primer lugar, la inculturación, es decir, una espiritualidad no solo de encarnación sino de asimilación de los elementos de identidad y expresión comunitaria, de su cultura.

Esa tradición negra fue evolucionando en el Caribe y en todo el continente y esa evolución se expresa en muchas formas de expresión cultural, como sus instrumentos, sus danzas, vestuario, sus arrullos.

De tal manera que buscamos dar a conocer esta espiritualidad en primer lugar, pero se busca que esa espiritualidad no sea excluyente de las demás, sino mostrar de algún modo los anhelos de libertad. Recordemos que la liberación de los esclavos negros es algo muy reciente en la historia de Colombia, en la época de Olaya Herrera [como presidente de la República] y se recuerda cada año, pero también ese anhelo de libertad que tienen todos los pueblos, no solo los afros, sino la libertad que buscan campesinos, indígenas, víctimas de violencia.

Hay mucha discriminación indudablemente, pero no queremos que la identidad y diversidad cultural signifiquen separación, sino integración y unidad desde la fe y el pueblo de Dios.

No más discriminación ni explotación

P.- ¿Cuáles son los grandes temas que abordará el EPA?

R.- Son cuatro temas que recojo en el tema central que es la espiritualidad cristiana, afroamericana y caribeña. Se va a mirar muy claramente la integración entre los afrodescendientes e insistimos mucho en la fraternidad afro, porque ellos mismos tienen que ayudarse mutuamente a cultivar el valor de la unidad y de la sana valoración.

Al mismo tiempo, la integración de los pueblos afro con el resto de poblaciones. Realmente ese es un desafío muy grande. Especialmente de nosotros que tenemos el deber, como Iglesia, de reparar y garantizar que no va a haber más discriminación ni explotación.

Resalto a dos figuras de esa espiritualidad afrodescendiente, la de San Pedro Claver y la de Santa Madre Laura Montoya. Son dos tradiciones sumamente hermosas y que aportarán mucho a los temas de este encuentro.

Noticias relacionadas
Actualizado
15/07/2018
Compartir