Otra sombra de duda sobre el cardenal indio Alencherry

  • Una religiosa le acusa de encubrir los abusos a los que le habría sometido un obispo
  • Sigue suspendido por Roma mientras se esclarece un posible caso de corrupción económica

Cardenal Alencherry

No cesa el calvario para el cardenal indio George Alencherry, arzobispo de Ernakulam-Angamaly y, a su vez, líder de la Iglesia católica siro-malabar en Kochi. Después de ser apartado hace dos semanas por el papa Francisco de sus funciones, mientras se esclarece la acusación de un comité de su propia diócesis que le culpa de haber causado pérdidas por un valor de 13 millones de dólares a las arcas eclesiales tras un oscuro proceso de ventas de inmuebles y tierras (caso, por cierto, que está en manos de la Justicia civil), ahora se cierne sobre él la lacra del encubrimiento de abusos sexuales.

Violaciones continuadas

Los hechos se han conocido al presentar una religiosa una denuncia en una comisaría de Kerala en la que acusa al obispo Franco Mulakkal de haber abusado sexualmente de ella hasta en 14 ocasiones desde 2014, solo un año después de alcanzar la dignidad episcopal como titular de la Diócesis de Jalandhar.

Según la versión de la monja (que no ha rebelado su identidad a los medios), la situación habría sido conocida por Alencherry siendo este la cabeza visible de la Iglesia en Kerala. Pero, en vez de actuar de algún modo en su defensa o siquiera para indagar sobre la gravedad de los hechos, el purpurado no habría hecho absolutamente nada, incurriendo en un delito de encubrimiento.

Nada más conocerse esto, el comité diocesano que le acusa de desfalco financiero ha incluido la denuncia de la religiosa en el expediente que ha elaborado en su contra y que en su día remitió a Roma.

El obispo niega las acusaciones

Por su parte, el obispo Mulakkal niega tajantemente las acusaciones y sostiene que la religiosa trata de chantajearle, habiendo también él presentado una denuncia contra ella. Lo mismo ocurre con Alencherry, quien rechaza las denuncias que cuestionan su gestión económica y que habrían movido a más de 400 de sus sacerdotes a pedir en un manifiesto público que se retirara de sus cargos de gobierno.

Noticias relacionadas
Actualizado
14/07/2018
Compartir