La Iglesia mexicana se solidariza con Nicaragua

La CEM expresa su cercanía al obispo auxiliar de Managua, quien fue atacado este lunes mientras atendía y liberaba a un grupo de manifestantes que se encontraban atrincherados en un templo

La Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) envió un mensaje de solidaridad a sus hermanos obispos de la Conferencia Episcopal de Nicaragua para manifestarles su cercanía frente a la situación de violencia que se vive en ese país, y por la agresión que sufrió el obispo auxiliar de Managua, Silvio José Báez, al interior de un templo.
Tal como Vida Nueva dio cuenta, este lunes el obispo auxiliar de Managua, Silvio José Báez, fue herido en un asalto a una iglesia nicaragüense, luego de que unos 60 paramilitares, partidarios del presidente Daniel Ortega, asaltaron la Basílica San Sebastián, en la ciudad de Diriamba.
Los asaltantes rompieron algunos vitrales del templo con la finalidad de arrojar bombas lacrimógenas al interior del mismo, donde varios fieles instalaban un puesto médico para atender y liberar a un grupo de manifestantes asediados por las fuerzas oficialistas.
El obispo auxiliar Silvio Báez –quien fue despojado de sus insignias episcopales y golpeado en un brazo– dejó en claro que la Iglesia ha cumplido con su misión de liberar a las personas que estaban atrapadas en la Basílica de San Sebastián. “Esto que me pasó no es nada comparado a lo que ha sufrido el pueblo”, dijo.

Cercanía y solidaridad

En este contexto, los obispos de México expresaron su cercanía y solidaridad a la Iglesia nicaragüense, particularmente al cardenal Leopoldo Brenes, arzobispo de Managua; a Silvio Báez, obispo auxiliar de Managua; y a Waldemar Stanilaw Sommertag, nuncio apostólico en Nicaragua.
Nos unimos al llamado a la comunidad internacional para colaborar en la solución de este conflicto, en esta hermana nación, para que se encuentre pronto el camino que lleva a la paz”, señalaron los obispos mexicanos a través de un comunicado firmado por el Consejo de Presidencia de la CEM, encabezado por el cardenal José Francisco Robles Ortega, arzobispo de Guadalajara.
“Elevamos nuestra oración –continúa el texto– para que el Señor Jesús los fortalezca, los ilumine (…) y oramos para que Santa María de Guadalupe, Emperatriz de América, los auxilie y los proteja en estos momentos de dificultad”.
Los obispos también reafirmaron su acompañamiento con todo el pueblo nicaragüense ante la grave situación de violencia, que inició con manifestaciones en contra de una reforma al sistema de pensiones, pero que ha ido escalando a otros ámbitos, de tal forma que en menos de tres meses ha cobrado la vida de unas 250 personas, según fuentes no oficiales.

Noticias relacionadas
Actualizado
10/07/2018
Compartir