La mirada de Jesús Sánchez Camacho sobre Vida Nueva, sobresaliente

  • El periodista  y colaborador de la revista defiende su tesis doctoral sobre la línea editorial de la publicación en el tardofranquismo
  • “Vida Nueva apostaba por un perfil episcopal más renovador, con una sensibilidad clara hacia la colegialidad desde el espíritu de ‘Lumen gentium’”, subraya el investigador

Defensa de la tesis Jesús Sánchez Camacho

Para Jesús Sánchez Camacho, bucear en la historia del ser y hacer de Vida Nueva permite constatar “la multiforme transformación del catolicismo que estaba afrontando España” en el camino previo a la Transición Democrática. Así lo expuso esta mañana durante la defensa de su tesis doctoral ‘El impacto del Concilio Vaticano II y la transformación social de la España tardofranquista en la línea editorial de Vida Nueva (1968-1975)’. El trabajo fue calificado por el tribunal con un sobresaliente.

En el Aula de Grados de la Universidad Pontificia de Salamanca, el periodista y colaborador de la revista, dio a conocer su investigación que parte de una mirada multidisciplinar de la línea editorial de Vida Nueva, a través de un estudio mixto, cuantitativo y cualitativa, de 360 editoriales pertenecientes a este período histórico que coincide con la dirección de la revista en manos de José Luis Martín Descalzo. Así, del análisis, Sánchez Camacho extrae tres líneas constantes: espíritu evangélico, cambio y justicia social.

Hacia la colegialidad

“Vida Nueva apostaba por un perfil episcopal más renovador, con una sensibilidad clara hacia la colegialidad desde el espíritu de Lumen Gentium”, subrayó Sánchez Camacho sobre su posicionamiento respecto al Vaticano II, que recordó cómo la publicación señalaba una y otra vez cómo “la renovación no ha de caer en estereotipos ni progresistas ni integristas, criticando los excesos de un lado y de otro”.

A partir de ahí, el investigador abordó algunos temas concretos como el posicionamiento de la revista frente a la ordenación femenina, el papel de los laicos, el concordato, los nombramientos de los obispos… A este respecto, en los editoriales de la época se defiende “una sana cooperación de la Iglesia con el poder político, a la vez que denuncia los privilegios en ambas direcciones”.

Ninfa Watt, directora de la tesis de Sánchez Camacho, destacó “la humildad, constancia rigurosa y sana ambición” de la trastienda de la investigación “para no volcar ideas preconcebidas, sino contar con una mente abierta y la debida distancia de quien quieres buscar la verdad”. La también ex directora de Vida Nueva comentó que se trata de “un trabajo realizado con seriedad” a lo largo de cinco años en más de 500 páginas, en los que Sánchez Camacho ha contado también con José David Urchaga Litago como codirector.

Actualizado
09/07/2018
Compartir