La Sagrada Familia enjaulada, reflejo de la política migratoria de Trump

  • La Catedral Episcopal de la Iglesia de Cristo, en Indianápolis (Estados Unidos), ha colocado en sus jardines las imágenes de José, María y el Niño Jesús dentro de una alambrada
  • El  rector del templo ha ratificado que “no nos mantendremos al margen mientras los niños son separados de sus padres y se están separando familias de nuestras comunidades y congregaciones”

Cada Navidad, en los jardines que rodean la la Catedral Episcopal de la Iglesia de Cristo en Indianápolis, en el noreste de Estados Unidos, se coloca un pequeño Nacimiento con las figuras de la Sagrada Familia: José, María y el Niño Jesús en su regazo. Desde el pasado lunes, las imágenes han vuelto a ocupar ese mismo espacio a pesar de estar en un tiempo litúrgico muy diferente. La diferencia, ahora están encerradas dentro de una alambrada similar a la que se emplea en los puntos de control fronterizo. Esta jaula está coronada además por un alambre de espino.

Esta forma de protesta, que ha tenido gran repercusión por todo el país, busca ser una propuesta por las políticas migratorias que ha impulsado el presidente Donald Trump y que desde mayo, ha separado de sus padres a unos 2.000 menores en la frontera sur de Estados Unidos.

No nos mantendremos al margen

El  decano y rector de la catedral, Stephen Carlsen, ha justificado claramente esta colocación de la Sagrada Familia de esta forma: No nos mantendremos al margen mientras los niños son separados de sus padres y se están separando familias de nuestras comunidades y congregaciones”. Aunque la presión social ha hecho que se detengan esta separación en las familias, hay padres que aún no han podido reencontrarse con sus hijos. Precisamente, muchos de los fieles que acuden a ese templo son inmigrantes de primera o segunda generación.

Para el reverendo Lee Curtis, quien ha ideado esta representación, la escena recuerda a la huída de Egipto al poco de nacer Jesús para evitar la venganza de Herodes. Todas las familias son santas y esperamos y oramos para que las que buscan una vida mejor para sus hijos tengan esa oportunidad, ha declarado a diferentes medios. Desde el templo también han difundido en las redes sociales la campaña #EveryFamilyIsHoly (Cada familia es sagrada).

Noticias relacionadas
Actualizado
05/07/2018
Compartir