Alexandria Ocasio-Cortez, la católica latina que ha vencido en las primarias de los demócratas en Nueva York

Alexandria Ocasio-Cortez, será la candidata demócrata por el distrito 14 de Nueva York en las elecciones legislativas de noviembre después de haber derrotado en las primarias al candidato de mayor renombre del Partido Demócrata, Joe Crowley. “Se supone que las mujeres como yo no deben ser candidatas. No nací en una familia rica o poderosa. Nací en un lugar donde tu código postal determina tu destino”, dice en su vídeo de la campaña electoral.

De madre puertoriqueña y padre del Bronx, Alexandria es católica confesa y cuenta que la frase que su primo Marc llevaba tatuada en su brazo, que decía: “Solo Dios puede juzgarme”, ha marcado su vida: “Recuerdo de niña leer ese tatuaje una y otra vez. Pasados los años, sigo creyendo en el perdón de los pecados, la gracia y en la redención que existe en el catecismo”.

Marc estuvo encarcelado y la candidata del Bronx lleva en su programa electoral la reforma de la justica penal: “Estados Unidos encarcela a más personas que cualquier otra nación en el mundo. Las discusiones sobre la reforma de nuestro sistema de justicia penal exigen que formulemos preguntas filosóficas y morales. ¿Cuál debería ser el objetivo final de la sentencia y el encarcelamiento? ¿Es un castigo? ¿Rehabilitación? ¿Perdón? Para los católicos, estas preguntas se relacionan directamente con el corazón de nuestra fe”.

“Por naturaleza, una sociedad que perdona y rehabilita a su gente es una sociedad que se perdona y se transforma a sí misma. Eso requiere un tipo radical de amor, cuyo secreto se da en el Padrenuestro: perdónanos nuestras ofensas, así como nosotros perdonamos a los que nos ofenden”, dice Ocasio-Cortez a la revista jesuita America Magazine.

“Estamos viviendo la auténtica renovación del Concilio Vaticano II”, dice el obispo de San Diego

En la asamblea anual de la Asociación de Sacerdotes Católicos de Estados Unidos, el obispo de San Diego, Robert McElroy, dijo a los participantes que “la teología pastoral emergente promovida por el papa Francisco nos vincula con la acción pastoral y el espíritu del Señor mismo y está en sintonía con los desafíos y la cultura del siglo XXI”.

McElroy declaró que la “metodología de ver, juzgar y actuar”, que subyace en la teología pastoral “está enraizada en el mundo tal como es, en lugar de en el mundo como se supone que es”. El obispo añadió que “la teología pastoral del Papa rechaza una noción de ley que puede ser ciega a la singularidad del sufrimiento y la limitación humana”, palabras que fueron muy aplaudidas por los más de 200 presentes en el congreso.

“Estamos viviendo un momento maravilloso en la vida de la Iglesia. La auténtica renovación del Concilio Vaticano II sigue siendo la base y el desafío para aquellos que buscan profundizar en la teología de la Iglesia y llevarla a la vida del mundo”, explicó el obispo.

El objetivo de los obispos de Nicaragua es “lograr la pacificación del país”

El obispo de León, César Bosco Vivas, ha hecho un llamado a las partes que están tratando de encontrar una solución a la crisis humanitaria de Nicaragua: “Yo no puedo juzgar porque siendo mediador no puedo ser juez, pero quiero confiar en que están actuando con sinceridad poniendo como objetivo la pacificación de Nicaragua y evitar mayores violaciones a los derechos humanos, más muertos y violencia”.

Actualmente, las conversaciones entre el gobierno y la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia están paralizadas por la negativa de Ortega para debatir sobre temas de democratización del país, que es la exigencia tanto de la sociedad civil como el planteamiento que los obispos expusieron desde el inicio de las conversaciones. Desde el 19 de abril, 285 personas han sido asesinadas por la represión del gobierno nicaragüense.

Noticias relacionadas
Actualizado
28/06/2018
Compartir