Elkin Álvarez: “Es necesario afrontar las causas estructurales de la violencia en Colombia”

  • El secretario general del Episcopado invita a “avanzar hacia la reconciliación y la unidad”, tras las elecciones presidenciales del 17 de junio
  • La Iglesia insistirá al nuevo gobierno “en que hay que buscar los mejores caminos para hacer que la reconciliación y la paz sean una realidad”

Tras las elecciones presidenciales del pasado 17 de junio, que dio como vencedor al candidato del Centro Democrático, Iván Duque Márquez, quien sucederá a Juan Manuel Santos en el Palacio de Nariño entre 2018 y 2022, Vida Nueva dialogó con el obispo auxiliar de Medellín y secretario general de la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC), Elkin Álvarez Botero, en torno a los desafíos que deberá encarar el próximo gobierno.

PREGUNTA.- Durante la campaña electoral, la CEC ha promovido la participación responsable de los colombianos bajo criterios éticos que apunten al bien común. ¿Qué balance hace de este ejercicio?

RESPUESTA.- Partimos de la convicción de que ha sido un ejercicio democrático, sano para el país. Siempre se presentan denuncias sobre corrupción electoral, sobre venta de votos. En esta ocasión, por lo menos, esas prácticas en las denuncias no aparecen tanto. De modo que ha sido un ejercicio que ha resultado con buena participación. Hace tiempo –como lo resaltaron los medios de comunicación– no teníamos unas elecciones tan nutridas y con tan pocos incidentes. 

Avanzar decididamente hacia la reconciliación y la unidad

P.- ¿Cuál debe ser, ahora, la prioridad del país y del nuevo gobierno?

R.- Una vez que terminado el ejercicio electoral, como Iglesia queremos invitar a pensar y avanzar decididamente hacia la reconciliación y la unidad. Fueron las dos palabras que tomamos para el mensaje que enviamos al pueblo colombiano, porque nos parece que lógicamente en el debate electoral se presentó una polarización de ideas que, en cierta medida, es buena para la vida del país, pero ahora es necesario encaminarnos decididamente hacia los proyectos que apuntan al bien común.

“Nos necesitamos todos”

P.- La Iglesia ha hecho mucho énfasis en este asunto…

R.- Nos parece que fue un mensaje claro del Papa [durante su visita apostólica]. En Colombia “nos necesitamos todos”. Él dijo esa frase que nos ha quedado en el alma, debemos luchar juntos para “construir un país que sea patria y casa para todos”, donde nos reconciliemos y demos los pasos para poder avanzar en los proyectos que exige la participación de todos.

Esto no quiere ni uniformidad, ni falta de respeto por la diversidad, sino que debemos trabajar juntos por el país.

“Pedimos que se mantenga la línea del diálogo”

P.- ¿Cómo ve la Iglesia colombiana el gran desafío de la paz con el nuevo gobierno?

R.- Nosotros pedimos que se mantenga la línea de diálogo, porque la paz la conseguimos únicamente con la salida negociada. Le insistiremos al país que es necesario no solamente afrontar el problema directo con las guerrillas, para obtener la paz, sino las causas estructurales de la violencia en Colombia, ir al fondo de las cosas, lo que hemos llamado desde hace tiempo ‘las raíces de la violencia’.

Entonces, con el nuevo gobierno también plantearemos ese camino: insistir en la salida negociada, en la vía del diálogo, en la necesidad de buscar caminos de encuentro para una cultura de la reconciliación. Y en ese sentido hay un llamado a buscar la continuidad de estos procesos, si bien ha dicho el nuevo presidente que pensará en algunas modificaciones. Lógicamente, todas estas cosas entrarán en revisión, pero nosotros insistimos en que hay que buscar los mejores caminos para hacer que la reconciliación y la paz sean una realidad en Colombia.

Noticias relacionadas
Actualizado
28/06/2018
Compartir