El Vaticano condena a un sacerdote por posesión de pornografía infantil

  • Carlo Alberto Capella cumplirá 5 años de prisión y pagará una multa de 5.000 euros
  • La colaboración entre Roma y EEUU fue vital para su detención

tribunal que ha condenado a alberto capella por pornografia infantil en el vaticano

En un juicio que ha durado menos de 48 horas, el Tribunal del Estado de la Ciudad del Vaticano ha condenado a 5 años de prisión al ex-consejero de la nunciatura de Washington Carlo Alberto Capella. El sacerdote ha sido hallado culpable de un delito de posesión de pornografía infantil, con el agravante de “ingente cantidad” de documentos audiovisuales de este contenido.

Durante el breve juicio, el ex-diplomático ha admitido su culpabilidad, que ha achacado a un estado “temporal de crisis interna”. Además, ha asegurado que fueron “actos compulsivos de consulta indebida” y que siente una enorme “repugnancia” por lo que hizo.

La defensa ha argumentado que el comportamiento del acusado es señal de “un problema psicológico relativo a la fragilidad”, a pesar de lo cual se le ha impuesto la pena de 5 años, apenas unos meses menos de lo que solicitaba el Promotor de Justicia Vaticano, Gian Piero Milano, quien es el fiscal encargado del caso.

Colaboración diplomática esencial

La investigación sobre el caso comenzó el pasado septiembre, cuando desde Estados Unidos se hizo partícipe a la Santa Sede de las sospechas que recaían sobre Capella. También en Canadá, que había visitado durante el año y donde parece que podría haber adquirido estas imágenes, se emitió una orden de busca y captura contra él por posesión y difusión de este tipo de material.

Capella continuó libre hasta el 7 de abril de este año, cuando fue detenido por la Gendarmería del Vaticano en Roma. Desde entonces ha vivido en una celda en la misma gendarmería, a la espera de una sentencia. Finalmente, hoy ha sido condenado a 5 años de cárcel y a pagar una multa de 5.000 euros.

Noticias relacionadas
Actualizado
23/06/2018
Compartir