“Europa está atentando contra la vida de miles de personas”, denuncia la JOC de Europa

  • Los jóvenes cristianos llaman a la solidaridad “porque ningún ser humano es ilegal”
  • En un comunicado por el Día del Refugiado exigen ocho puntos de compromiso a la Unión Europea

Una familia de refugiados a las puertas de una Iglesia en España

Hoy, 20 de junio, se celebra el Día Mundial de las Personas Refugiadas, con este motivo, la Juventud Obrera Cristiana (JOC) reclama un compromiso firme con las personas refugiadas. “Vivimos en un sistema que practica la estrategia del descarte y la irresponsabilidad ante toda aquella persona o sector de población que no interesa y estorba, siendo su objetivo el invisibilizarla o criminalizarla. Así es como abocamos a una vida de exclusión y empobrecimiento a tantas personas y familias que solo aspiran a una vida mejor, disfrutar de protección, de seguridad y de la misma dignidad que nosotros, los llamados ‘del primer mundo’, tenemos”, señalan en un comunicado.

En lo que va de año, más de 500 personas han muerto cruzando el Mediterráneo y 18.575 migrantes y refugiados han llegado a Europa por vía marítima durante los primeros 91 días de 2018, según datos de la Organización Internacional para las Migraciones.

Petición a los gobernantes

Por ello, desde la JOC exigen “un compromiso firme, concreto e inequívoco por parte de los partidos políticos con responsabilidad en nuestros gobiernos y con capacidad de actuar ante la dramática situación de las personas refugiadas. Exigimos que se comprometan con una política de asilo y refugio que proteja a quienes huyen de la guerra o la persecución por étnia, religión, identidad de género o conflictos bélicos”.

También tienen palabras para la Unión Europea que “tiene la obligación de defender y salvaguardar los derechos humanos de las personas refugiadas además de poner los medios necesarios para acogerlas e integrarlas”. Y continúa: “Europa no está siendo fiel a los valores y principios en los que se fundan y asientan nuestros estados democráticos y de esta manera, se está atentando contra la vida de miles de seres humanos inocentes”.

Las reclamaciones de la JOC se sostienen sobre datos del informe anual de ACNUR ‘Tendencias Globales’, que analiza el desplazamiento forzado en todo el mundo basándose en datos de gobiernos, agencias sociales y que cifra en 65,6 millones de personas la cifra de desplazados a finales de 2016.

Puntos que exigen a la UE

  • No firme acuerdos con terceros países que no protegen a las personas migrantes y refugiadas.
  • La ONU asuma su papel de ser verdadera árbitra y mediadora en los conflictos, poniendo en marcha protocolos de mediación y diálogo a una labor resolutiva y pacífica de los conflictos.
  • Fomentar las relaciones internacionales para combatir las causas que provocan las migraciones forzadas y respeten los derechos humanos de manera universal.
  • Activar la Directiva de Protección Temporal que no se está aplicando en ningún país europeo actualmente.
  • Impulsar una reforma del Sistema Europeo Común de Asilo (SECA) que garantice todos los derechos de las personas refugiadas.
  • Asegurar los Derechos Humanos y la Protección Internacional de personas migrantes y refugiadas.
  • La protección de las personas en situación de mayor vulnerabilidad, como menores de edad, mujeres que viajen con niños/as o solas, personas con diversidad funcional, enfermas, etc.
  • Asumir y cumplir con responsabilidad los acuerdos puestos en marcha en materia de reubicación y reasentamiento de personas refugiadas por la UE. Orientaciones que han sido un fracaso, ante esta “crisis migratoria”.
Noticias relacionadas
Actualizado
20/06/2018
Compartir