El Papa pide un pacto mundial sobre los refugiados

  • “Espero que los Estados implicados alcancen un acuerdo para asegurar la asistencia y la protección a aquellos forzados a dejar el propio país”, dijo en el ángelus
  • Cáritas celebra hasta el domingo la Semana Mundial de Acción sobre las Migraciones para testimoniar la solidaridad hacia los inmigrantes

Migrantes Refugiados Patera Motril Granada

Desde ayer y hasta el domingo, Cáritas celebra la Semana Mundial de Acción sobre las Migraciones, un evento internacional con el que este organismo eclesiástico trata de testimoniar la solidaridad hacia los inmigrantes y concienciar a la población global sobre la necesidad de aumentar los lazos entre refugiados, desplazados y comunidades locales.

Esta iniciativa forma parte de la campaña ‘Share the journey’ (Compartamos el viaje), lanzada por el papa Francisco el pasado 27 de septiembre con Caritas Internationalis para tratar de acabar con los prejuicios frente a los extranjeros y conseguir así sociedades más inclusivas.

Negociación en la ONU

La Semana Mundial de Acción sobre las Migraciones coincide con la Jornada Mundial para los Refugiados, que tendrá lugar el miércoles. Jorge Mario Bergoglio hizo referencia a este evento convocado por la Organización de las Naciones Unidas durante el rezo del Ángelus ayer desde la ventana de su estudio en el Palacio Apostólico del Vaticano. Animó a los países a negociar en el marco de la ONU un Pacto Mundial sobre los Refugiados.

“Espero que los Estados implicados en estos procesos alcancen un acuerdo para asegurar con responsabilidad y humanidad la asistencia y la protección a aquellos forzados a dejar el propio país”, comentó Francisco durante la oración mariana.

Recíproco respeto

El Papa insistió en que eventos como los que se celebran el miércoles sirven para llamar la atención acerca de las duras condiciones de vida que afrontan “nuestros hermanos” los desplazados, cargadas de “ansiedad y sufrimiento”, después de haber tenido que dejar sus hogares debido a “conflictos y persecuciones”.

El Pontífice subrayó en su alocución la necesidad de los fieles a implicarse de forma personal con esta cuestión. “También cada uno de nosotros está llamado a estar cerca de los refugiados, a hallar con ellos momentos de cercanía, a valorar su contribución para que puedan integrarse mejor en las comunidades que los reciben”, pidió, destacando que en ese encuentro, con “recíproco respeto y apoyo”, se obtiene “la solución para muchos problemas”.

Noticias relacionadas
Actualizado
18/06/2018
Compartir