Osoro en la apertura del Año Mariano: “Imaginemos nuevos espacios de comunión más significativos y atractivos”

  • Hace 25 años, el 15 de junio de 1993, Juan Pablo II consagró la catedral de la Almudena
  • El acto en la seo madrileña ha supuesto la reaparición del arzobispo tras su convalecencia

“Es un día muy especial para la Iglesia diocesana: tal día como hoy hace 25 años, el papa san Juan Pablo II, siendo cardenal arzobispo de Madrid don Ángel Suquía, inauguraba y consagraba esta catedral de Madrid dedicada a Santa María la Real de la Almudena, embellecida y enriquecida posteriormente durante el ministerio episcopal del cardenal don Antonio María Rouco Varela” señalaba en la tarde de ayer Carlos Osoro en la celebración con la que ha dado inicio el Año Jubilar Mariano concedido por el Papa con motivo de este aniversario.

El acto en la catedral de madrileña ha supuesto también la reaparición del cardenal Osoro tras la convalecencia que le ha tenido apartado de la agenda oficial. El purpurado ha resaltado que la celebración es una ocasión para aprovechar “la oportunidad de aprender de y con la Virgen María a ser cristianos e Iglesia de corazón abierto”.

Hacia los olvidados y despreciados

Contemplando a María, Osoro la propuso como discípula misionera que “asumió desde el inicio un dinamismo misionero de llegar a todos sin excepciones, privilegiando a quienes suelen ser los olvidados y despreciados”. “María nunca muestra miedo”, sino que “vive en la alegría y la dicha de ser llamada a cambiar la historia y las relaciones entre los hombres, no por sus fuerzas, sino llevando la presencia real de Dios”, señaló el cardenal.

“Se nos pide que no temamos a equivocarnos, que imaginemos nuevos espacios de oración, de comunión que sean más significativos y atractivos, que iluminen los nuevos modos de relación con Dios, con los otros, y con el espacio que suscite valores fundamentales, nada de barnices; hay que alcanzar con la Palabra los núcleos más profundos del alma de la ciudad. María, nuestra Madre, nos ayuda”, invitó.

Algunos de los concelebrantes en la Almudena (Fotos: José Luis Bonaño/Infomadrid)

Entre los concelebrantes estaban el cardenal Rouco Varela; el arzobispo emérito de Sevilla, cardenal Carlos Amigo; los obispos de la Provincia Eclesiástica y los auxiliares, los nuncios Alberto Ortega y Renzo Fratini y numerosos presbíteros.

Noticias relacionadas
Actualizado
16/06/2018
Compartir